miércoles, 30 de marzo de 2011

Veo a Muse y me vuelvo

El día llego. Faltan apenas horas para que U2 vuelva a conmover al público argentino, dando el puntapié inicial a la primera de sus tres presentaciones en el Estadio Único de La Plata. El lugar donde el imponente escenario llamado The Claw, espera para desplegar toda su parafernalia tecnológica y atrapar los corazones de los fanáticos. Si, la ansiedad va en aumentos. Y por partida doble.
Como paso en 2006, durante el Vertigo Tour, la gira presentación del disco How to Dismantle an Atomic Bomb, los irlandeses juegan fuerte con el invitado para abrir sus show. Aquella vez, el grupo elegido fue Franz Ferdinand, que hizo bailar al público de River Plate y calentó las tablas antes del número principal. Ahora, es el turno de Muse.
El trío británico compuesto por el cantante y guitarrista Matthew Bellamy, el bajista Christopher Wolstenholme y el baterista Dominic Howard, es el encargado de la apertura de los recitales de U2 en el tramo latinoamericano del 360º Tour. Un rol quizás extraño para una banda cuyas propias presentaciones, por lo grandilocuentes y su apuesta high tech, no tienen mucho que envidiarles a las de Bono y cia.
Como corresponde a toda banda soporte, el set de Muse, que encabezara el Festival de Reading en agosto próximo (en el que planean tocar entero su disco Origin of Symmetry), es corto. Nada más que ocho canciones. Un muy escueto repaso de su discografía, que hace hincapié en la parte más potente de su repertorio. Va a los bifes, sencillamente.
Lo bueno si breve, es dos veces bueno dice el refrán. Puede que esté en lo cierto. Será sólo un puñadito de canciones. Pese a eso, una estupenda oportunidad de disfrutar a una gran banda. Y por si fuera poco, el aperitivo, antes del gran plato de la noche.

Muse – Knights of Cydonia (en vivo)
Del disco “HAARP”

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...