martes, 19 de julio de 2011

Cuando los pesados se ponen sensibles

Por Juanca
Especial para DISCOS PERFECTOS
Las baladas son posiblemente los temas que más hondo calan en nuestro ser. Será por sus melodías suaves y armoniosas, será por la melancolía (sin duda el más agridulce de los sentimientos) que parecen llevar impresa, será porque nos traen a la mente el recuerdo de personas que no están tan cerca como lo estuvieron en algún momento, o será simplemente porque están inextricablemente asociadas a las escenas más sentimentales de ese mundo de fantasía que es el de las películas.
Ahora bien, dentro del universo de las baladas de rock que, con perdón de figuras de innegable contribución a la música como Bing Crosby, Frank Sinatra y los pioneros del género en Latinoamérica con el bolero, son las que nos interesan, encontramos melodías empalagosas que poco emocionan (más conocidas como música de telo), los clásicos “lentos” que todos alguna vez hemos aprovechado y, finalmente, los más rockeros, las power ballads. Parece contradictorio, pero muchas de las mejores baladas de la historia del rock han surgido cuando los muchachos de las bandas “pesadas” se ponen sentimentales. Hay verdaderos especialistas en este tipo de composiciones, como Guns ‘N Roses (con November Rain a la cabeza), Scorpions (con el ultraclásico Still Loving You), Aerosmith (con la trilogía Crying-Amazing-Crazy, cuyos videos hicieron las delicias de los que a principios de los 90 éramos adolescentes debido a la dupla Alicia Silverstone-Liv Tyler) y, para no dejar afuera a las chicas, Heart (Alone, These Dreams).
Hay un error muy común a la hora de ponerle a una balada el título de poderosa: tener solamente en cuenta el género de la banda que la interpreta. En la opinión de quien escribe, una power ballad no es tal solamente por ser interpretada por una banda de hard rock o metal (con todas sus variantes). Así, la archiconocidas More Than Words (Extreme), Beth (Kiss) y Patience (Guns ‘N Roses), solo por citar algunos ejemplos, no dejan de ser baladas acústicas. En una power ballad no pueden faltar las guitarras distorsionadas, los solos, un batero que le pegue con ganas a los tachos y, en los mejores casos para mi gusto, una voz principal desgarrada, sufrida, que no dé lugar a duda sobre qué habla sin importar la letra.
Hacer una selección resulta cuando menos complicado pero, fieles a la tradición de la casa, acá van cinco temas más un bonus track…

Mötley Crüe - You Are All I Need
Del disco Girls, Girls, Girls (1987)
Aunque esta banda cuenta en su haber con la que algunos consideran la power ballad por excelencia (Home Sweet Home), elegimos esta canción que habla de cuando el amor se convierte en locura y termina en tragedia. ¿La historia detrás? Nikki Sixx la escribió en alusión a la canción “All I Need” de Jack Wagner, con quien creía que su novia lo engañaba. Originalmente no iba a ser grabada pero al resto de la banda le gustó.

Def Leppard - Love Bites
Del disco Hysteria (1987)
Además de ser un pedazo de tema, también tiene su historia oculta. El mito popular dice que al final se escucha algo como “Jesus of Nazareth, go to Hell”. La versión oficial dice que la frase es en realidad “Yes it does, bloody Hell” haciendo referencia a la última línea que reza “Si hay amor a tu alrededor, cuidado, el amor muerde” y que sintetiza a la perfección el mensaje de la canción.

Metallica - The Unforgiven
Del disco Metallica (1991)
Tan poderosa que puede no parecer una balada. Una interpretación tremenda de James Hetfield y una letra que habla de la opresión que el mundo ejerce sobre nosotros. Para algunos, trata sobre la búsqueda personal del mismo James.
Ozzy Osbourne – Ozzy Osbourne - Mama I’m Coming Home
Del disco No More Tears (1991)
El tema surge de la colaboración entre el Príncipe de las Tinieblas y Lemmy de Motörhead. Y al contrario de lo que primero se puede suponer, no habla de su madre sino de su esposa.

Firehouse - Love Of A Lifetime
Del disco Firehouse (1990)
Las power ballads no siempre hablan sobre tragedias, desencantos y mentes retorcidas. Por eso, vamos a terminar la selección con una canción romántica. Ideal para decirle algo a alguien con un poco de rock…

Bonus Track
Rata Blanca - Mujer Amante
Del disco Magos, Espadas y Rosas (1990)
Las power ballads tienen un representante argentino más que decente con este laureado tema.

Sobre Juanca: Luchador incansable por la unidad latinoamericana. Adicto irrecuperable a Alta Fidelidad y miembro de la Iglesia Robgordoniana. Iniciado musicalmente con MC Hammer, fue fanático del Freddy Mercury delantero del Napoli (chiste interno), hasta convertirse en el experto en clásicos de la música pop que es hoy en día. En sus tiempos libres es DJ amateur y docente. Pueden seguirlo en Twitter: @jpcalado

2 comentarios:

  1. Qué grosso JuanK!
    Me gustó la selección... Y la bio del final es imbatible!

    ResponderEliminar
  2. Otras excelente power ballads que quedaron afuera de la selección:
    High Enough (Damn Yankees) http://www.youtube.com/watch?v=l_uh8XjgLTE
    Heaven (Warrant) http://www.youtube.com/watch?v=rrSdXtFJG20
    Miles Away (Winger)
    http://www.youtube.com/watch?v=JMKPQKU61QI&playnext=1&list=PL171FA06E07C6337B

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...