jueves, 8 de septiembre de 2011

Himnos para los corazones destrozados

Resulta una saludable señal que ante tanta estrellas pop sobre valorada, super producida y recargada de autotune, haya sido una cantante británica de soberbia voz y su disco de soul a la antigua, los encargados de desfribilar y reactivar el moribundo pulso cardíaco de la industria discográfica.
Para que quede claro, no es la salud de las corporaciones de la música lo que me moviliza. Antes que un rotundo éxito comercial, 21 es un gran disco. Un discazo. Motorizado con uno de los mejores combustibles compositivos, el dolor derivado de una ruptura amorosa.
Con veintitrés años, el título del álbum hace alusión a la edad de la autora al momento de componerlo, Adele canta como si tuviera unas cuantas décadas sobre su espalda, con el dolor de quien ya atravesó tormentas y cuenta con unas cuantas cicatrices en el alma.
La instrumentación es sencilla. Predominan los pianos y las cuerdas, que le dan color y calor, a la vez que cargan de tensión al disco. Aunque lo que realmente te mantiene pegado al parlante es la voz. Adele hace lo que quiere con su voz. Y la usa para disparar versos que son como dagas cargadas de rencor.
En un disco con mucho puntos altos, mis preferidos son “Set fire to the rain” (Cause there's a side to you that I never knew/never knew/All the things you'd say/they were never true/never true/And the games you's play/you would always win) y “Someone like you” (I couldn't stay away/I couldn't fight it I'd hoped/you'd see my face/And that you'd be reminded/That for me, it isn't over). No puedo dejar de mencionar el cover de “Lovesong”, gema perteneciente a The Cure, banda que sabe bastante de amores contrariados.
Casi que duele al escuchar 21. Pero ya estabamos advertidos. The scars of your love remind me of us/They keep me thinking that we almost had it all canta Adele en “Rolling in the deep”, el tema que abre el disco, avisando, y el que avisa no traiciona, cual es el tono de las diez canciones que componen el álbum. Advierte que estamos entrando en terrenos de desengaños amorosos. Y ya deberíamos saber que no siempre se sale intacto de esos lugares.

Nota del autor: Bajo ningún tipo de circunstancia se le ocurra a usted, amigo lector, escuchar este disco si ha sufrido una ruptura sentimental en los últimos tiempos. No diga después que no se lo avise.

Adele – Someone like you
Del disco 21


Adele – Set fire to the rain
Del disco 21


Adele – Lovesong
Del disco 21

4 comentarios:

  1. Gran disco, gran artista, mejor post !
    Muy bueno, como siempre !

    Un abrazo ... P.

    ResponderEliminar
  2. Excelente Disco!! Muy buena tu reseña. La voz de Adele te lleva por un tobogan de emociones....las letras de las canciones son tambien geniales. Aparte de las que vos mencionás (Set Fire....y Someone...) a mi personalmente me matan Turning Tables y He wont go. La verdad es un disco que hay que tener, y aunque parece muy simple tiene unas perlitas por ahi que son buenisimas!!
    Saludos...
    Lorena/Emma

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con este post!
    Y qué voz que tiene esta chica, por favor! El cover de Lovesong es tremendo. Y es una gran noticia que sea justamente ella y no una "super producida y recargada de autotune"(me encantó esa definición, jaja).
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. jaja!
    Quien avisa no traiciona, dicen y es cierto; si bien no es recomendable escuchar este CD si se ha producido una ruptura, también nos permite enriquecer la existencia desde la melancolía y sentir, al menos por un momento, no tan solo en el universo...
    Abrazo!

    @bartomartin

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...