jueves, 3 de mayo de 2012

Hasta en la tapa

En mi constante defensa del disco físico, a veces corro el riesgo de parecer anacrónico, o excesivamente nostálgico de una época que parece haber desaparecido. Es que entiendo al disco como un todo. Como un concepto que engloba las canciones, el orden que estas tienen, el arte del libro interno. Y claro esta, la tapa.
¿O alguien se le ocurre imaginar Sargent Pepper's Lonely Hearts Club Band sin el collage de personajes que lo ilustra? ¿O a The Wall sin sus ladrillos blancos? ¿O Artaud sin esa cubierta verde e irregular que representaba la decadencia y la putrefacción? Nombro tres, pero la lista de portadas emblematicas podría ser eterna.
La tapa es la cara. Es la carta de presentación, lo que en muchos casos nos va a dar la primera impresión. Algo tan importante que a veces, cuando decidimos arriesgarnos y comprar por lo que tenemos a la vista, puede ser la puerta a un mundo nuevo. Tengo una breve historia, para contarles al respecto.
Fear of the dark, el noveno trabajo discográfico de Iron Maiden, fue el primer disco de mi hermano. Fue un cassete en realidad, pero eso no cambio el trasfondo de la cosa. El muchacho en cuestión no conocía a la banda, ni sabía que tipo de música saldría de esa cinta. Lo que lo impulso a elegir ese álbum, entre otros tantos que había en la disquería, fue la tapa.
La portada fue el elemento decisivo. El que decidió la compra. El que, inesperadamente, indico un camino. La música hizo el resto. A partir de ahí, y durante un largo tiempo, mi hermano, que había deambulado por distintos géneros sin hacer propio ninguno, abrazo la causa del metal. Y ayudo a plantar la semilla del fanatismo por la dama de hierro, y el heavy en sus distintas vertientes, en el siguiente eslabón de la cadena fraterna.
Por cosas como esta, seguiré sosteniendo que un disco es mucho más que una carpeta con archivos de audio en el disco rígido. Pero dejemos esa polémica para otro momento. Ahora cuéntenme:
¿Compraron alguna vez un disco por su tapa?
¿Cuál fue?
Iron Maiden – Fear of the dark
Del disco Fear of the dark (1992)

12 comentarios:

  1. Cai en una de las peores trampas del mundo. Emmanuel Horvilleur sacaba Rocanrolero y me lo habian recomendado. Pero vi la tapa y me dije "fa, alto afro se hizo" pum, me lo compré. Llegué a casa, lo escuché, estaba OK y de repente veo que... no era un afro. Era un sombrero. Fui engañado.

    ResponderEliminar
  2. Excelente Post, gran disco, gran portada y majestuosa banda!!

    abrazo

    Pancho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Panchito: espero con esto calmar tus reclamos por la falta de heavy metal en el blog.

      Eliminar
  3. Hablando de metal, creo que el genero tiene las mejores y las peores tapas. Como ejemplod e esto ultimo tenemos Born again de Black Sabbath y Hellion, debut de la primera banda de Mario Ian que tenia un monstruito horrible en la portada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale, pienso en las tapas de Tool y no puedo dejar de darte la razón en cuanto a lo de las mejores tapas!

      Eliminar
  4. Espectacular post. Recién conozco el blog pero ahora lo voy a frecuentar. Justo hoy me paso de elegir un disco por la tapa, mas que nada preferir ya que era de Led zeppelin: In through the out door. Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Lindo tópico. Para mi, la tapa de los discos es imprescindible y a la hora de escuchar discos recomendados he llegado a desistir porque tenían una tapa horrenda por tonto que parezca. Hoy ya soy un poco más tolerable con la cuestión jaj. Storm Thorgerson es de mis favoritos a la hora del diseño, históricas tapas hizo.
    Un disco que recuerdo que escuché por su tapa es "In absentia" de Porcupine Tree. Quería saber que había dentro del disco de tapa siniestra y horrorizante. No me arrepiento en lo más mínimo de haberlo hecho.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. La tapa y el cuidado del arte son muy importantes... Grandes trabajos hizo Rocambole con Los Redondos por citar uno de mis favoritos!

    ResponderEliminar
  7. Recuerdo que compre Favourite Worst Nightmare de Arctic Monkeys porque la tapa me parecía espectacular, ademas de que ahi estaba Teddy Picker. Luego de comprarlo y escucharlo me di cuenta de que estaba ante un gran disco

    ResponderEliminar
  8. Excelente post! me sentí muy indentificada con el porque también soy una de esas pocas personas a la que le gusta disfrutar del trabajo completo de un artista, nunca me conformo (y nunca lo haré) con solo bajarme las pistas y tenerlas en un pen drive como hacen todos ahora, Asi que te aplaudo por el post!! con respecto a la pregunta tengo que decir que si una sola vez me paso de comprar un disco solo por su tapa y fue "Definitely Maybe" de Oasis, sin haber escuchado nunca Live Forever ni Supersonic, nada... solo vi la tapa y me llamó la atención ese conjunto de elementos dispersos entre los integrantes del grupo. Me hizo flashear y me lo compré... gracias a ellos nunca me arrepenti :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...