jueves, 20 de septiembre de 2012

Aquel último concierto


No hubo sorpresa cuando se anunció la separación de Soda Stereo. Esa era una posibilidad con la que, como fanático de la banda, había aprendido a convivir más o menos desde 1993 en adelante. Rumores iban. Rumores venían. Así que cuando el final, con su correspondiente gira latinoamericana, fue una realidad, sólo fue cuestión de comprar la entrada para el último concierto y esperar la noche del 20 de septiembre de 1997. Hace exactamente quince años atrás.
Una de las cosas que más me quedaron grabadas de esa noche fue el frío. El frío que me calo hasta los huesos porque, en un alarde de valentía inusitada, fui de bermudas, remera con la tapa de Dynamo y bucito canguro, porque creí que el calor de la muchedumbre iba a ser abrasador y me cobijaría de la temperatura todavía invernal de la ciudad de la furia.
Y el frío de los Soda entre sí, desperdigados, casi desconectados en ese escenario blanco y enorme. Como una representación de la distancia que fue erosionando la salud de la banda para desembocar en esa ceremonia de despedida en la cancha de River. Esa distancia entre ellos que se fue acortando con el correr de las canciones. Recuperando por un rato, la magia de sus mejores momentos. Aún cuando el horizonte, la línea de llegada, se nos hacia a todos, músicos y público, cada vez más palpable.
El “gracias totales” fue lo que quedo como cierre oficial, la ocurrencia de un cantante intentando explicar el torbellino de emociones que lo atravesaban. Pero es ese “a volar todos viejo” gritado por Cerati segundos después de que el riff de De música ligera nos despegara del suelo por última vez, lo que aún me sigue generando un nudo en la garganta.
Porque ahí, saltando, gritando en el medio de una multitud emocionada, finalmente ya no pude contenerme. Entendí que en ese punto y aparte, que en cierto sentido era como despedir a un amigo, también le bajaba al telón a una parte importante de mi vida. Y me largue a llorar como un chico, porque mi banda se estaba separando.
Después, caminando por las calles de Nuñez buscando el camino de regreso a casa, helado otra vez, pero sostenido por los brazos amigos de quienes me acompañaban,  sentí esa canción que clamaba por volver a verlos, como en el 86. Quizás lo intuí. Quizás no. Quizás fueron recuerdos del futuro juntos. No lo sé. Lo que si tengo claro, es que no fue necesaria una máquina del tiempo para que eso ocurriera…
Comenten: ¿Estuvieron en El último concierto de Soda? ¿Qué les genero la separación de la banda?
Soda Stereo – El último concierto

7 comentarios:

  1. Estuve en el último concierto de Santiago de Chile......Realmente no me dí cuenta en ese momento de la separación....siempre pensé que volverían.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa posibilidad, aunque sí uno lo pensaba bien era obvia, nunca paso por mi cabeza en aquel momento...

      Eliminar
  2. Uf! Muchos recuerdos primero porque ese fue mi primer recital pago (antes tuvo la oportunidad de ver parte del show de Bowie en Ferro). Tenía 13 años y recuerdo la excitación cuando saqué la entrada en el Musimundo que había en el Alto Avellaneda. Iba a ir con mi viejo y ese día llegó su mejor amigo de España al que hacía más de 10 años que no veía, por lo cual terminé yendo con mi tío que era un fan de Soda Stereo de la viejísima guardia (se fue quejándose porque no tocaron "Nada Personal" y "Dietético").
    Me acuerdo como odié a Sindicato Argentino del Hip Hop... Me acuerdo cómo me enamoré casi instantáneamente de Santos Inocentes, a los que seguí mucho de más grande. Me acuerdo del momento donde se apagan las luces...
    Para mí EL momento del show es cuando meten el trio hipnótico entre "Disco Eterno", "Planeador", "Luna roja".
    Pero todo en sí es un gran recuerdo, de mucha emoción y del noble sentimiento que te inunda en los primeros shows a los que asistís. Por suerte, esa luz me acompaña hoy en día también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me mataste, no registre la presencia del Sindicato Argentino de Hip Hop! jajaja!
      Planeador es uno de los temas más lindos de Soda y era, efectivamente, uno de los momentos más altos de aquel show.

      Eliminar
  3. Partiendo de la base que estoy hinchado en las guindas que no me de el DNI para haber vivido los 90s properly, les digo que me emocioné con el post y los comments.

    Tengo el DVD y lo gasté mil veces. En su momento, con la banda con la que ensayaba, nos poníamos a desmenuzar el DVD mirando los arreglos ensayadísimos y los comienzos y fines de temas alternativos, cómo podían ser pensados o cómo podrían ser reproducidos. En fin, como casi todos, le choreabamos a Soda (?).

    Nada, eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brandolini, no te me pongas así purrete. Los noventa no estuvieron tan buenos como dicen por ahí...
      Y sobre lo otro: Todos fuimos (en uno u otro momento) Salieris de Soda Stereo.

      Eliminar
  4. puxa una pena k tengas k separarce...alguna vez volverasssss??'

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...