miércoles, 10 de octubre de 2012

Como un loop en mi cabeza Nº 3

Glory Box es el tema que cierra Dummy, el glorioso debut discográfico de Portishead, editado en 1994. Dummy es un disco oscuro, si. Con una fuerte cualidad invernal, como de música especialmente hecha para escuchar en esa estación. Pero a la vez, es una de las obras más sensuales que he escuchado en mi vida.
Y la canción que hoy no puedo parar de escuchar es el punto culmine de la sensualidad. Es LA canción para esos momentos en los que no sirven las palabras. O mejor, en los que hay que usar las palabras adecuadas.
Basta sentir la cadencia de los primeros acordes llegando en un lento fade in, el sonido de las cuerdas estirándose, la voz de Beth Gibbons cantando que está cansada de jugar, para sumergirse en la fantasía de prendas deslizándose hacia abajo, dibujando una geografía imposible en el cuarto. Un ritual de pulsos acelerados que invitan a dejarse llevar (use mil veces esta frase, y la seguiré usando) por la absurda coreografía de la pasión humana.
Comenten: ¿Qué les pareció la canción? ¿Qué canciones anduvieron rondando sus cabezas últimamente? ¿Cuál es su tema ideal para eso?
Portishead – Glory Box
Del disco Dummy (1994)

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...