martes, 20 de noviembre de 2012

Donde la desmesura es ley


Me tome mi tiempo para intentar una reseña de The 2nd Law, el nuevo disco de Muse. Fue así porque me tomo mi tiempo para casi todo, los que me conocen pueden dar fe de esto, y porque, al menos en mi caso, se trata de un trabajo de asimilación lenta. Del entusiasmo inicial al escuchar Madness, pasando por cierta perplejidad, hasta la final aceptación.
Lo primero que uno tiene que saber antes de lanzarse a escuchar un disco del trío britanico es que no se va a encontrar con una obra en el típico english way. Y eso, para mal o para bien, es una marca de fábrica de la banda. Algo que la distingue.
No hay lánguidos rasgueos de guitarras, ni brit pop, ni shoegazing. Con Muse es todo hacia las estrellas. Al infinito y más allá. Las guitarras explotan en un riff para luego deshacerse en una serie de sonidos que parecen sacados de la banda de sonido de una película de ciencia ficción. Una vez establecido esta especie de acuerdo con la desmesura del grupo, es hora de entregarse a The 2nd Law, sexto disco de estudio de los ingleses.
Podemos caer en la tentación de hacer el juego de las influencias. Inclinarnos por la obvia de Queen. O decir que Supremacy suena como Kashmir de Led Zepellin anabolizado. O hasta rozar en la comparación a U2. Pero más haya de todo eso, Muse suena a Muse. Tiene un sonido distintivo. Hay un merito ahí.
Sin la pretensión conceptual de su antecesor, The Resistence editado en 2009, el nuevo trabajo discográfico suena más variado. Como si la falta de ese hilo conductor, hiciera que los múltiples elementos que la banda pone en juego en sus canciones tomaran aún más vuelo.
Muse suena poderoso y abrasivo como en Supremacy o en la canción oficial de los últimos juegos olímpicos, Survival. Y hasta se dan el lujo de coquetear con el funk ochentoso a la Duran Duran en Panic Station. Además, demuestran que cuando se desprenden de todo el armazón explosivo, son hacedores de hermosas canciones. Basta mencionar Madness, Explorers o The 2nd Law: Isolated system como ejemplos.
The 2nd Law, el sexto trabajo de estudio en la mochila de Muse, es un muy buen disco que probablemente no cautive de buenas a primeras. El trío integrado por Dominic Howard, Matthew Bellamy y Christopher Wolstenholme, continua con su búsqueda que mezcla riesgo y desmesura, desconociendo el significado de esa frase que reza menos es más. Esta muy bien que así sea.


Comenten: ¿Qué opinan de Muse? ¿Escucharon The 2nd Law? ¿Qué les pareció?
Muse – The 2nd Law: Isolated System
Del disco The 2nd Law (2012)

4 comentarios:

  1. Pues a mi me parece un disco carente de vida, muy superficial y sin profundidad. Ya dudo mucho que Muse vuelvan a levantar cabeza.

    ResponderEliminar
  2. Supimos comentar esto con el señor Silva, creemos que Muse se alejó de lo que nos cautivó en su momento, sin embargo, ellos saben encargarse de llevar el género en el que están encasillados en el momento en el que sacan un disco y ponerlo patas para arriba. Por eso sosteníamos que, si este disco es bastante mas popero que el resto, entonces el pop va a tender a esto, entonces, si, deme dos, claro que si.

    Por cierto, Isolated System, SI SI SI.

    ResponderEliminar
  3. A mi me parece que Muse entro en una carrera de expanción del tipo vamos a hacer lo que se nos ocurra sin ningún tipo de límites (recuerdo a Bellamy diciendo que tenían la intención de grabar en el espacio). Obviamente, eso puede ser excelente o tener resultados catastróficos. De momento, las canciones estan bien (que al fin y al cabo, es lo único que importa)
    Isolated System es una hermosura de tema.

    ResponderEliminar
  4. I'm truly enjoying the design and layout of your website. It's a very
    easy on the eyes which makes it much more enjoyable for me to
    come here and visit more often. Did you hire out a developer to
    create your theme? Superb work!
    Here is my web blog ; golden virginia tobacco

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...