lunes, 7 de enero de 2013

De colección


En una de las habituales notas de color que rellenan la programación estival de la televisión local, me entere que hoy, 7 de enero, se celebra el día del coleccionista. Ganado por la curiosidad,  y el alpedismo, realice una breve búsqueda en Google, pero no pude dar con los motivos que llevaron a designar esta fecha para aquella celebración. Aún así, pensé que la ocasión ameritaba unas líneas.
Puedo decir sin margen de error, cuando exactamente puse la piedra fundacional en mi colección de discos. Fue el viernes 8 de octubre de 1993. Ese día, en el viejo Musimundo de Rivadavia y Acoyte, compre Jimi Hendrix: The Ultimate Experience, una recopilación de canciones del guitarrista. Mi primer CD.
Claro está que ya amaba la música. Antes de eso, tenía unos cuantos casettes que guardaba en una caja de zapatillas. Pero la experiencia de sumergirme en la escucha del disco, leyendo el librito, repasando una y otra vez las fotos de Hendrix, completo el combo. Había dado el primer paso en el que sería un placentero camino de ida. Ese viaje trajo algunas manías nuevas, con el orden como estrella principal
El orden, se sabe gracias a las enseñanzas de Rob Gordon, es algo esencial para quien padece la enfermedad de acopiar discos. Cuando los CDs eran pocos, opte por un revolucionario ordenamiento cromático. Lo que equivale a decir que los ponía según el color de los lomos. El efecto logrado era muy vistoso, pero termino siendo poco práctico a medida que la cantidad fue aumentando. Finalmente, opte por el alfabético separando los artistas nacionales de los extranjeros. Este es el que se mantiene hasta hoy.
Objeto de cariño y afecto, a veces hasta convertirse en una obsesión, la colección de discos has soportado estoicamente mudanzas, préstamos, alguna que otra fiesta, hermanos y a unos de los grandes flagelos del melómano: Los niños pequeños. Ahora, se enfrenta (nos enfrentamos) a un nuevo peligro. La amenaza canina. La lucha del disco contra el perro. Esa historia quedará para otro momento…
Ahora los dejo con un poco de música, Hendríx para hacer honor a aquel primer disco, y con las fotos de las colecciones de algunos de los lectores del blog.

Comenten: ¿Coleccionan discos? ¿Cuál fue el primero que compraron? ¿Cómo los tienen ordenados? ¡Suban la fotos de los suyos!



Jimi Hendrix – Castles made of sand
Del disco Axis bold as love (1967)

16 comentarios:

  1. Genial el post. Yo te debo la foto para la proxima al lado de la edicion de PULSE de Floyd con la blinking light. Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ale! Yo tengo ese disco, es la gloria!!!
    Fijate que ahora con esta asombrosa nueva tecnología de Disqus, podes subirt tu foto de PULSE en los comentarios. Así que no tenes que esperar hasta la próxima jajaja!

    ResponderEliminar
  3. Los cassettes en la caja de zapatillas! Me hiciste llorar! :')

    Va una foto de parte de esa colección amada junto a sus custodios :) Besos!

    ResponderEliminar
  4. Si! Es una imagen tipo Chavo del 8 jajaja!
    Geniales los custodios de los discos. Gracias por la foto!

    ResponderEliminar
  5. Qué lindo post!
    Yo también se exactamente qué mes y año (no día, tengo menos problemas que vos como verás :P) inicié mi colección. Aunque me da verguenza admitir con qué disco fue jajaja (era una quinceañera boba, quiero creer que evolucioné un poco...)
    Y qué lindas colecciones también! Yo tengo que decir que la era del download viene haciendo que mi colección física no crezca, y en cambio cada vez necesite más espacio en el rígido y más discos externos.
    En cuanto al orden, no, no los tengo ordenados de ninguna manera, lo único que aleja la colección del caos es que los de una misma banda o cantante suelen estar apilados juntos. Pero nada de orden alfabético, cronológico o ningún otro de los chorromil que inventó Rob Gordon.
    La foto te la debo para otra ocasión :P

    ResponderEliminar
  6. Lo decía porque yo guardaba mis casettes de la misma forma cuando era una nena y atesoraba mis primeros discos propios en ese formato :')

    ResponderEliminar
  7. Arriba de todo, los locales, seguidos por EE.UU y Europa, ordenados por lugares de origen (ie. California, Los Angeles, Manchester, Londres, Burzaco).

    ResponderEliminar
  8. Ahhhh! Agarre para el lado de los tomates jajaja! Es que la caja de zapatos/zapatillas era ideal para esos menesteres. Entraban justos los casettes.

    ResponderEliminar
  9. Yo trato de tenerlos ordenados por estilo ja. Y a partir de ahí, alfabéticamente jeje. No recuerdo bien cual fue el primer disco que compre, pero sino fue "How To Dismantle An Atomic Bomb" de U2, fue "Maquina de Sangre"de Los Piojos jaja. Por suerte los gustos cambian !!
    Che, me acabo de dar cuenta que estoy soy un despelotado de mierda con la mesa jaja.

    ResponderEliminar
  10. Yo trato de tenerlos ordenados por estilo ja. Y a partir de ahí, alfabéticamente jeje. No recuerdo bien cual fue el primer disco que compre, pero sino fue "How To Dismantle An Atomic Bomb" de U2, fue "Maquina de Sangre"de Los Piojos jaja. Por suerte los gustos cambian !!
    Che, me acabo de dar cuenta que estoy soy un despelotado de mierda con la mesa jaja.

    ResponderEliminar
  11. Magnífico primer disco ! The Ultimate Experience me trae muchos recuerdos pues lo tenía un primo hermano con quien pasamos mucho tiempo en bachillerato. Aunque tengo todos los álbumes de Hendrix, muchos post-mortem y otras recopilaciones, también tengo ése disco. Es excelente.

    Yo estaba empezando mi melomanía también en 1993 así que no tenía claras mis predilecciones, no me acuerdo del primer disco exactamente, pero dentro de los primeros estaban Dangerous de Jackson, Lean in to It de Mr. Big, Totally Krossed Out de Kriss Kross, Waking Up the Neihbourgs de Bryan Adams, Blood Sugar Sex Magik y un disco del Binomio de Oro (vallenato, soy colombiano). Un revuelto inolvidable.

    Suerte.

    ResponderEliminar
  12. Naahh tenés dos cds de cafe tacvba... se me cayó un idolo... =/

    ResponderEliminar
  13. Naah tenés dos cds de cafe tacvba, se me cayó un idolo... =/

    ResponderEliminar
  14. Me equivoqué era para el dueño del blog.

    ResponderEliminar
  15. Y que tiene de malo tener dos discos de Café Tacuba?

    ResponderEliminar
  16. En sí nada, pero es como decir maná... y viendo la onda de toda la gran música que escuchás y nos hacés conocer en mi caso algunas bandas que no conocía (y lo agradezco) me resulto extraño, ahí entre medio de tantos gloriosos albumnes.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...