lunes, 21 de enero de 2013

Toma la ruta

Un disco que cuya primer canción incluye frases como “la soledad no es una herida” o “¿Cuántas madrugadas necesito para decir no más?”, no puede ser otra cosa que un gran disco. Y La autopista corre del océano hasta el amanecer, tercer trabajo de estudio de Valle de muñecas, lo es. Sin ningún tipo de dudas.
Editado en junio de 2011, llego a mis oídos en los primero días de este 2013 recién estrenado. Tarde pero seguro, su efecto fue instantáneo. Al punto de convertirse en soundtrack obligado, compañía necesaria en casa, la calle o la oficina. Es que el aire de melancólico optimismo que atraviesa todo el álbum lo convierten en una obra sencillamente irresistible.
Pop. Rock. ¿Poptimismo? ¿Importa acaso? Son  diez canciones hechas a propulsión de guitarras, que te levantan, te impulsan hacia adelante. Que suenan  como sí la tormenta ya hubiera pasado y entre las nubes que se disipan se filtraran los primeros rayos del sol, mientras el auto encara hacia el horizonte sobre una ruta mojada. Hacia el amanecer, ni más ni menos.

Comenten: ¿Escucharon La autopista corre desde el océano hacia el amanecer? ¿Qué les pareció? ¿Qué discos están escuchando por estos días?
Valle de Muñecas - La soledad no es una herida
Del disco La autopista corre del oceano hasta el amanecer (2011)

4 comentarios:

  1. Disco obligatorio, todo lo que edito Manza también

    ResponderEliminar
  2. Yo cada vez que pienso en Manza, no puedo evitar recordar Días muertos de Menos que cero. Temón! http://youtu.be/At13-D6lLkk

    ResponderEliminar
  3. Bartolomé Rivarola5 de febrero de 2013, 15:45

    Enorme disco La Autopista.... Lo escuché ni bien salió y también tuvo el efecto adictivo inmediato que comentás. Estuve casi dos meses sin escuchar otra cosa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...