miércoles, 15 de mayo de 2013

Vendrá un nuevo amanecer

Hace poco soñé con Gustavo Cerati. En el sueño, yo estaba mirando una entrega de premios al estilo de los Oscars. Ahí, Cerati hacía uno de los habituales shows musicales en ese tipo de espectáculos. Las coristas de su backing band eran las actrices Nicole Kidman y Penélope Cruz, lo cual debería haberme dado la pauta de que todo se trataba de una ensoñación.
Detalles bizarros al margen, todos los sueños los tienen, en el momento de la canción, la iluminación teñía al escenario de un rojo intenso. Casi cegador. Cerati, pelo largo y vestido de blanco, arremetía con una versión incendiaria de De música ligera. Era una interpretación más “funkeada”, más para el lado Prince. Al finalizar, el público le regalaba una standing ovation. De esas que sólo le entregan a los grandes de verdad.
Hoy, tres años después del accidente cardiovascular que lo dejó en coma, la razón y el corazón siguen su permanente batalla. Es una quimera. Pero yo elijo hacerle caso al segundo. Y seguir esperando.
Fuerza Gustavo.
Comenten: ¿Cómo recuerdan a Cerati? ¿Cuál canción de su repertorio es su favorita?
Gustavo Cerati – Medium
Del DVD Ahí vamos (2007)

1 comentario:

  1. Ante todo, me parece que lo primordial es celebrar la obra del artista... y la verdad que la obra de Gustavo es tan trascendente, tan necesaria y a la vez, muestra una clara evolución disco tras disco. Es una especie de "camino lógico" sino fuese porque NADIE lo transita: Se mostró desde el ska veloz del primer disco de Soda, en 'Nada Personal' se volvió un poco más oscuro y su coqueteo con The Cure; en 'Signos' se prueba así mismo como un creador de himnos (Final caja Negra, POR FAVOR); para el cuarto 'Doble Vida' ya sonaba como si fuese una banda extranjera, con un groove impecable. En 'Canción Animal', no le quedó otra que mirar atrás (pero caminando hacia adelante) y reflejarse en el rock nacional de los 70s. Para Dynamo, se volvió completamente contemporáneo al rock de guitarras súper-distorsionadas. Sacudió la escena y creó el surco. Para 'Sueño Stereo' fue a buscar la perfección de la canción pop y, obviamente, la encontró.
    En su carrera solista, fue igualmente (o más) prolífico: La sensación intimista de 'Amor Amarillo', la totalidad sonora de 'Bocanada', el pulso groovie e inolvidable de 'Siempre es Hoy', los arrebatos rockeros de 'Ahí vamos' y el folk pop psicodélico de 'Fuerza Natural'.

    Me fui al carajo en descriptivo, pero pocas veces la obra de una persona provocó tantas sensaciones geniales y diferentes. A estas alturas, me siento un egoísta en pedirle que se mejore. ¡Nunca le pedí nada y me ha dado tanto! ¡Ni siquiera le pedí la vuelta de Soda! No puedo más que agradecerle. Si quiere volver, acá lo esperamos y su familia y amigos más que nadie. En tanto, me quedo con su maravillosa obra que sigue siendo el lugar donde Cerati está presente y me habla muy de cerca.

    Fuerza, Gustavo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...