martes, 6 de agosto de 2013

El futuro llegó hace rato

Voy a proponer un viaje en tiempo y espacio. Hagamos de cuenta que vivis en algún lugar de Londres, exactamente cuarenta y siete años atrás. Es 6 de agosto de 1966. Llegas a tu casa con un tesoro bajo el brazo. Revolver, el nuevo disco de los Beatles que llego ayer a las disquerías y que corriste a comprar en forma casi desesperada. Vas directamente a tu cuarto, ignorando quien sabe que reclamo de tu madre.
La tapa ya te está diciendo algo. El gesto adusto de la banda de Liverpool en la portada Rubber Soul, el LP anterior, indicaba un cambio. Revolver será la profundización de ese cambio. La maduración. Cuatro talentos floreciendo, elevándose hacia territorios inexplorados. Sacas el vinilo cuidadosamente de su envoltorio, lo pones sobre la bandeja, colocas la púa en posición y te entregas a esa experiencia magnífica que es escuchar un disco por primera vez.
El riff de Taxman, una queja de Harrison a los ferreos mecanismos impositivos británicos, es la introducción a un trabajo magnifico, el mejor álbum de los Beatles editado hasta el momento. Un paseo que tiene baladas, rock, pop y ese encantador (e inclasificable) ejercicio lúdico llamado Yellow submarine, a cargo de Ringo “Pete Best no lo debe poder creer” Star.
Nada te prepara para la canción que cierra el disco. Estás ahí, recostado sobre tu cama mirando el techo de tu cuarto y lo que empieza a sonar es algo radicalmente nuevo. Tomorrow never knows se llama. Empieza a crecer desde el parlante hacia el centro de tus sentidos. Todo gira, pasa al revés, Lennon te canta, te incita a apagar la mente y relajarte. Te dice que el amor es todo. Y que está en todas partes. Un mantra sónico que anuncia que esa banda acaba de dar el salto hacia adelante frente a tus ojos. Que lo que estas escuchando, es el futuro. Que ya nada será igual en la historia de la música. 
Comenten: Quiero saber que opinan de The Beatles, Revolver y de Tomorrow never knows.
The Beatles - Tomorrow never knows
Del disco Revolver (1966)

5 comentarios:

  1. GIGANTE REVOLVER! Efectivamente, uno de los discos que me vuela la cabeza! La iniciación psicodélica de los Beatles, con el que se desmarcan de los Stones y con el que incitan a Brian Wilson a hacer su Pet Sounds. Por su parte, Tomorrow Never Knows es puro sentimiento y emoción, con sus benditos efectos reversos que tanto debieron haber gustado a Hendrix. Lo único malo de ése tema es que no dure 19 minutos.......

    ResponderEliminar
  2. Es curioso que Tomorrow Never Knows es el primer tema que graban cuando entran al estudio a hacer este disco. Es increíble pensarlo, todo el disco se gestó con este tema latiendo para el final del mismo.
    Es increíble. La inserción de la música concreta en la música pop, más música hindú, y Lennon escribiendo como nunca hasta entonces.
    Mi favorito de todos los tiempos. Me lo tatué en el brazo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que si Tomorrow never knoes efectivamente durara diecinueve minutos, quedariamos en un estado de hipnosis permanente. Quizás esto no sea tan malo después de todo...

    ResponderEliminar
  4. No sabía que Tomorrow Never Knows fue la primera que grabaron para Revolver. Gran dato. Gracias Facu.

    ResponderEliminar
  5. Ah Tomorrow never knows, ese temita que solamente anticipó la musica de los 80s los 90s y los 2000s

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...