miércoles, 21 de agosto de 2013

Una verdadera ganga

La casi enfermiza costumbre de entrar indiscriminadamente a cuanta disquería se cruza por nuestro camino (no importa que sea de barrio, una cueva, o una mega cadena) puede tener recompensas insospechadas. Ese cosquilleo que sentimos en los dedos, que nos obliga a abalanzarnos sobre las bateas, desarrolla en nosotros un instinto, un olfato podría decirse, que nos indica que tal vez en esa góndola mugrosa de un local olvidado por la humanidad, se esconde un tesoro impensado. O al menos una jugosa oferta.  
Algo así me paso con Up,  décimo primer trabajo de estudio de REM. Lo compré en enero de 1999 en un Musimundo que habían puesto en los pasillos de la Estación Independencia de la Línea E y C del subterráneo, en la época  en que su dueño, el nefasto Grupo Exxel, era capaz de instalar locales de esa franquicia hasta en la puerta de tu baño. Esa, claro, es otra historia.
Poniendo un poco en contexto musical, Up es un disco de transición en la carrera del grupo estadounidense. El reflejo de tres hombres encerrados en el estudio de grabación, buscando refundar el sonido de la banda tras la partida de su baterista Bill Berry. Búsqueda que dio como resultado un álbum intimista, casi relajado, alejado de los himnos marca registrada de Stipe y compañía, pero repleto de hermosas canciones.
En la fecha de compra y el precio pagado está la clave del asunto.  El disco fue editado en octubre de 1998, y yo lo encontré, guiado por el instinto mencionado en el primer párrafo, cuatro meses después a tan sólo $ 5.- Vale aclarar que por ese entonces, un CD recién estrenado, no bajaba de entre los $20.- y $25.- Un verdadero golazo.
Comenten: ¿Cuáles son (o fueron) sus disquerías de cabecera? Además, quiero saber que discos consiguieron a precios ridículos.

17 comentarios:

  1. Miguel David Barrenechea21 de agosto de 2013, 14:05

    EN el JUMBO de Pacífico, cuando inauguró, intentaron poner disquería -no sabían bien qué era lo que vendía y qué no-. Ahí conseguí Reves/YoSoy de Café Tacvba a $4.

    ResponderEliminar
  2. Hace dos semanas consegui Guero de Beck a $22 y recuerdo que en 2009 o 2010 me compre In utero de Nirvana por $14. Fueron buenas adquisiciones.

    ResponderEliminar
  3. No se si cuenta porque es dvd de concierto pero compré The Central Park Concert de Dave Matthews Band (doble!) a unos $50. Lo compré en Musimundo y ni siquieran sabían que lo tenían los empleados. Yo feliz de la vida con mi adquisición.

    ResponderEliminar
  4. Bartolome Rivarola21 de agosto de 2013, 16:59

    En la época que mencionás se consegúia muy buena merca casi regalada en la cadena de electrodomésticoa ( entonces shopping musical) que mencionás. Allí conseguí, mas o menos por entonces, a unos 10 pesos, Take No Prisioners, doble en vivo de Lou Reed, hasta entonces inconseguible.
    También supre comprar, por monedas, lo que constituye hoy mi colección de vinilos. Era en disquerías de usados, a principios de los 90s, cuando todos se deshacían del por entonces anticuado formato (que hoy, vuelve a ser la novedad) por precios ridículos: así me hice de Sandinista, London Calling y una bizarra edición nacional del primero de los Clash (bautizado aquó como London´s Burning-Arde Londres), el volumen 2 de La Pesada, el primero de Manal (sí, el de Mandioca, que años después me pude hacer firmar por el propio Javier MArtínez), la versión de la Biblia de todos los próceres del rock argentino, y el de Edelmiro Molinari y la Galletita. También The Future Now, de Peter Hammill. Y una vuelta, por no tener las monedas que lo cobraban encima, me perdí una edición de Sticky Fingers con el cierre.
    Disquerías de cabecera: de La Plata, de donde soy La Vitrola, Crazing, Island, El Museo del disco....

    ResponderEliminar
  5. Si habre pasado horas hurgando en esas semi esferas de acrilico donde Musimundo ponia los saldos! Recuerdo los CDs por $0.99 entre porquerias como el de Nicole Neumann encontré buen material de por ejemplo Journey que aun hoy atesoro.

    ResponderEliminar
  6. Claro que cuenta. Además, cuando compramos algo que ni el vendedor sabe que existe, es como que la victoria se disfruta el doble.

    ResponderEliminar
  7. Pasé completamente por alto el tema de las semi esferas de acrílico. Ahí iba a parar todo lo inclasificable.

    ResponderEliminar
  8. Si, la actual cadena de electrodomésticos supo tener una época de gloria dónde conseguir buen material. Ahí también podías conseguir las revistas Volume que se editaban en el Reino Unido. Traían libro y disco con un compilado de lo mejor del rock británico. Compré varias de esas.
    Armaste una tremenda colección de vinilos. El vinilo de La Biblia interpretada por el Ensamble Musical de Buenos Aires (creo que se llamaba así) es la gloria.

    ResponderEliminar
  9. Bartolome Rivarola21 de agosto de 2013, 18:24

    Exactamente, el mismo, No recuerdo lo que lo pagué, pero fue una ganga... ¡y en australes!

    ResponderEliminar
  10. Bartolome Rivarola21 de agosto de 2013, 18:26

    También acá en La Plata hay una disquería que queda al lado de la terminal. Manejan el tipo de catálogo de esas disquerías: cumbia y hits. Pero el tipo entiende de música y cada tanto le quiere dar ese perfil al lugar. El tema es que los discos buenos no mueven mucho ahí. Entonces hay momento en los que necesita venderlos para hacerse de efectivo para reponer y también se pueden encontrar joyas a un buen precio. Hace poco menos de un año compré Pink Moon edición nacinoal, a 30p

    ResponderEliminar
  11. Recuerdo haber conseguido en Coto "World of Morrissey" de Moz Y "Paris" de The Cure los 2 a 5 pesos y los tenían en esas medias esferas de acrílico. En el megastore había conseguido algunas baratijas también: Secret world live doble de Peter Gabriel, Welcome to wherever you are y Full moon dirty hearts de Inxs, entre otros.

    ResponderEliminar
  12. No sé sí será por el hecho de no ser su especialidad (?), pero los supermercados, sobre todo los más grandes, siempre fueron grandes proveedores de ofertas. Sólo es cuestión de revisar sus bateas. Algo potable siempre aparece.

    ResponderEliminar
  13. El primero de Rage y el primero de System en un Media Markt en medio de una bola de mierdas en Köln. Ocho euritos cada uno. Ni qué decir que al lado te clavaban la bazofia que había sacado Sir Elton (?) a 23 azules.


    Por acá, en la noche de las disquerías de 2011, en Rock & Freud encontré Uh Huh Her y Francis The Mute a 25 y 35 pesos cada uno. Cuando en la caja pregunté si estaba adherido al dto de la noche (figuraba en la página del evento) me dijo "Si!, un 10% en efectivo. Bah, ese lo hago siempre, así que ponele". Un genio.

    ResponderEliminar
  14. Una vuelta, mientras mamá hacía la fila del supermercado Jumbo de Juan B. Justo y Trelles, me puse a revisar las liquidaciones y terminé comprando "Back to black" de Amy Winehouse, "Hopes and Fears" de Keane, y "Rockferry" de Duffy (buen disco debut, a mi parecer), por $55, cuando en cualquier cadena me hubieran salido no menos de $40/45 cada uno. Nunca fui tan felíz.

    ResponderEliminar
  15. Es que conseguir un buen disco a un precio así, nos deja (además de la satisfacción propia del hecho de comprarlo) con la felicidad de un triunfo. De haberle ganado al menos una vez al sistema (?)

    ResponderEliminar
  16. Un fuerte aplauso para el disquero gamba. El que sabe que más que tener un negocio, está brindandole un servicio a la comunidad.

    ResponderEliminar
  17. Una buena opción para hacer este tipo de cosas es la feria de discos de Parque Centenario. Ahí también compré el cd + dvd de Wembley de Muse, a $40. Es un win a la vida.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...