martes, 26 de noviembre de 2013

Siempre café

No puedo arrancar sin café. Es un hecho científicamente comprobado. Irremediablemente, me resulta imposible dar un primer paso en la oficina, si no tengo una taza (o vasito plástico) del oscuro brebaje sobre mi escritorio. El primer paso de la jornada laboral es tirar el ancla en el pasillo donde está ubicada la máquina expendedora. Incluso antes de encender la computadora. Es mi ritual. La ceremonia que me permite acceder a la energía necesaria para encarar el día.
Sí, ya sé que el líquido que sale de esos dispositivos nefastos instalados en las oficinas, no es el de la mejor calidad. De hecho, a veces dudo de que eso que estoy tomando sea realmente  café. Pero la necesidad es más fuerte.
Es condición indispensable que sea negro. En pocillo o en taza. Pero negro y fuerte.  No debe tener agregados. Nada de leche, crema, o similares. Y definitivamente, estoy en contra de las variaciones que vinieron de la mano de la cadena estadounidense tan de moda por estos días. Eso no es café, amigos míos.
Claro que además de esa función de combustible espiritual, soy un gran adepto de su rol social. Siempre de día, porque para la noche corren mejor otras bebidas,  el café sirve como excusa perfecta conectar. Para compartir un momento, disfrutando de la buena compañía, de la conversación estimulante (y me remito a esta escena de la película Reality bites), y esa cualidad que tiene el café de alargar el tiempo.
Lo que viene, lo que viene, lo que viene en DISCOS PERFECTOS es una lista de cinco canciones cafeteras. Un pequeño y humilde homenaje al oro negro

Blur - Coffee And TV Garbage - Cup of Coffee Jimmy Eat World - Coffee and Cigarettes Fall Out Boy - (Coffee's For Closers) Virus – Caliente Café

1 comentario:

  1. Me recordó al Señor A. Turner cantando: "..If you like your coffee hot Let me be your coffee pot .." Creo que tengo que parar un poco con AM! Jaja!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...