jueves, 20 de marzo de 2014

Hay un lugar

Por Germán Batalla (autor de ¿Dónde estás parado?)
“El corazón es el lugar” es el último disco editado por el músico argentino Pablo Dacal junto a las Guitarras del Tiempo. Dacal nacido en Buenos Aires durante el trágico 1976 ha recorrido un extenso camino de independencia en su forma de producir, tanto su música como distintos ciclos culturales.
El disco editado durante mayo de 2013 contiene dos características fundamentales que lo definen. Por un lado, fue producido mediante financiamiento colectivo (el autor convoca a través de una página web -ideame.com- a sus seguidores a aportar economicamente para la producción del disco a cambio de distintas contraprestaciones de acuerdo al monto aportado) lo que determina una clara ubicación en las nuevas formas de producción y distribución de las creaciones artísticas, dando la espalda a las multinacionales que lucran con las producciones ajenas. Por el otro, letra y música de Dacal para las primeras ocho canciones, y una selección de piezas poco conocidas para las últimas cuatro rescatando a clásicos del siglo XX como Magaldi, Maciel o Grela y dando lugar a amigos de la composición contemporánea como Nacho Mastretta.
Las doce canciones criollas conforman una oda a la época, un canto a la turbulencia de los días que nos aplastan sin saber bien las razones. Varias paradas obligadas no pasan inadvertidas, como “El corazón es el lugar”, que abre la placa ubicando en espacio y tiempo al viajero misterioso que comenzó su aventura siendo uno y regresó siendo otro;
“La ola que nos revolcó
unió las dos puntas del mar
el mundo entero se inundó
y me enseñaste a navegar. “
o como “Más allá del bien y del mal”, que a mitad de camino, se planta en el momento actual que parece desconocer de matices para suplicar, una y otra vez “...esto tiene que cambiar.”
“Tan solitario escribir o pintar o
actuar en teatro, postear y twettear,
los suplementos no quieren mirar
dicen que no y que si y a cobrar.
El pensamiento tiene su tiempo.
Mas allá del bien y el mal
esto tiene que cambiar.”
Dacal cumple con la obligación del cantor popular, involucrarse activamente con las transformaciones de su tiempo, cantarle a su época y a sus experiencias más profundas.
“...que no tiene lugar, no tiene principio,
no tiene ataduras ni final, puede terminar
pero su canción no callará.”
Se puede escuchar el disco completo online y aportar para acceder a su descarga en versión digital en: http://pablodacal.bandcamp.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...