miércoles, 28 de mayo de 2014

Camino a Brasil IX

¿Dónde estabas en el 86?¿Dónde estabas exactamente el 29 de junio de 1986? Yo lo sé. Y eso representa el único recuerdo completo, entero y coherente que tengo de mi primer mundial en pleno ejercicio de mis facultades futbolísticas. Lo demás está fragmentado. Suelto. Un gol por acá. Una mano de dios por allá.
Ese domingo 29, era feliz, ese tipo de felicidad que sólo una pelota te puede dar. Todo parecía alineado para el festejo. Con goles de José Luis Brown y Jorge Valdano, Argentina le ganaba 2 a 0 a Alemania en la final de la Copa del Mundo disputada en México. A mis diez años, todavía con escaso registro de lo imprevisible del balompie, desconocedor del porfíado caracter gérmanico (no por nada, tiempo después, el goleador inglés Gary Lineker definiría al fútbol como ese juego donde veintidós tipos corren durante noventa minutos y en donde siempre ganan los alemanes), confiado en la amplitud del resultado, abandoné la seguridad del cuarto de mi abuela, donde había mirado el partido desde el comienzo, para reunirme con el resto de la familia en la cocina e ir palpitando el desenlace victorioso. La reacción de los de camiseta verde, el empate  y las miradas poco amistosas me devolvieron rapidamente a mi lugar de origen.
Todos sabemos como termino esa historia. Pase de Maradona, Burruchaga, corrida, Briegel tomándole la patente al siete albiceleste, Schumacher atornillado a la línea del arco, saliendo tarde y desarmado, toque suave, esquinado, gol, gritos, terminalo Arpi Filho, dale campeón, la copa, Obelisco. De manera que puedo decir que, así como Hector Enrique sostiene que Diego Armando Maradona no hubiese convertido su fabuloso segundo gol ante Inglaterra sin su pase previo en la mitad de la cancha, en cierta forma la selección no hubiera obtenido el campeonato del mundo sin mi ayuda.
La novena etapa de nuestro repaso por canciones futboleras, nos trae a Tachenko, un grupo indie español, con 1986. Ahora faltan quince días, veinte horas y cincuenta y ocho minutos para que esta eterna espera de cuatro años llegue a su fin y un nuevo mundial se apodere de nuestras vidas durante un mes.

1 comentario:

  1. Que manija estamos! Es imposible que yo no lo recuerde. Cumplia exactamente 8 años ese dia (soy del 29/06/78) y tenia anginas. Por ende estaba en cama mirando el partido mientras todo el resto de mi familia (salvo mi estoica tia que me hizo el aguante) festejaba mi cumpleaños sin mi presencia. Cada vez que veo esos goles me viene esa imagen de yo de niño desde la cama tomando sopa y viendo al Burru correr y es dificil evitar el lagrimon

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...