lunes, 7 de julio de 2014

5 días 5 discos

Por Martín Sanzano (@martinsanzano)
Especial para DISCOS PERFECTOS
  • Lunes. ¿Qué tan difícil puede ser? Fácil: Primer día, primer disco. Para correr la carrera hay que tomar la decisión de despegar. Para empezar bien la semana hay que probar suerte en el primer día. Calzarse los problemas al hombro, darle una buena patada a la modorra y encarar al destino con la mejor de las jetas. "Whatever People Say I Am, That's What I'm Not" es el compañero perfecto para el pitazo inicial. El empujón anímico necesario para sacudir la cabeza en el viaje de ida y revolear los quilombos en el de vuelta. Con la sonrisa tatuada y la irreverencia justa, a cargo de un púber Alex Turner.
  • Martes. ¿Cómo mantenerse en la ola? Necesitamos una dosis de locura. Un puñado de minutos con los pies sobre el techo y la cabeza flotando a diez o quince centímetros del suelo. Un pestañazo de irrealidad. Un sonido que nos haga olvidar de nuestra humanidad. Así que ahí va la fórmula: Auriculares +" The Dark Side of The Moon" + la ventanilla de un colectivo empañada y lista para dibujar = El placer inconmensurable de viajar con uno de los mejores discos de la historia del rock. Por algo será.
  • Miércoles. ¿Por qué es tan difícil pararse en la mitad? La música tiene propiedades poderosas. Mágicas, quizás. Místicas, tal vez. Curativas, seguro. Como sea, la música está ahí para ayudarnos y todos saben que nada malo puede generarse de su influencia. "In Rainbows" es el disco perfecto para ingerir a la mitad de la semana. Como un veneno benigno que lo único que puede provocarnos es: estímulo de nuestra imaginación, regocijo de nuestros sentidos y sensación de bienestar. Nada mal para ser miércoles.
  • Jueves. ¿Cuánto más tiene que durar esto? Cuando el asunto está por terminar, la ansiedad toma el control y la necesidad de escapar de las ataduras -impuestas por el régimen que obliga a trocar tiempo por dinero- se transforma en zanahoria, convirtiéndonos a todos en conejos hambrientos. Para engañar un poco al alma (como el turrón que comemos para burlar nuestras tripas), nada mejor que "Morbo y Mambo", un disco que imprime la cuota de despilfarro adecuada para un jueves que queremos que sea viernes.
  • Viernes. ¿Es este el paraíso? Así se debe sentir atravesar la cinta de llegada en primer lugar. La experiencia sublime de haber concluido un ciclo tan corto como intenso. Las neuronas piden descanso y los oídos una buena dosis. Música en vivo, tal vez. Gusto a cerveza y cuerdas vocales estimuladas por el griterío popular. En Irlanda, más precisamente en el Castillo de Slane, donde desde 1981 tocan bandas de todo tipo, Red Hot Chili Peppers brindó uno de sus mejores recitales. Y por suerte está YouTube (y los viernes) para disfrutarlo mientras masticamos maní y nos volvemos a preguntar: ¿Por qué mierda John Frusciante decidió tomarse el palo? Buena semana.

Lunes: Martes: Miércoles: Jueves: Viernes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...