miércoles, 30 de julio de 2014

Menage et trois

Uno no controla de quien se enamora. Simplemente pasa. Puede ser un flechazo a primera vista o un lento efecto dómino, fichas cayendo una tras otra de forma incontrolable. Algo similar pasa con la música. Te recomiendan un disco, escuchas una canción en la radio o te topas con una banda dando vueltas en internet. Escuchas. Tal vez no te guste. Tal vez pases de largo como con otras tantas canciones. Es una de las posibilidades. Puede que el efecto sea progresivo, que vayas encontrándole el gusto con cada pasada. Pero también puede ser pasar que ese disco te incendie la cabeza de buenas a primeras, que no puedas parar de escucharlo. Que no puedas esperar a llegar a tu casa para darle play, y que tengas que ponerlo a toda hora, en todo lugar. Además de andar contándoselo a todo el mundo. Casi como cuando te enamoras.
Lo que sigue son tres ejemplos de discos que hicieron combustión espontanea en nuestras cabezas en el último tiempo. Tres discos de estilos diametralmente opuestos. Dos de acá, Matagallo y Los Sub, y uno de afuera, Morning phase de Beck. Los invitamos a descubrirlos, disfrutarlos, y de paso, a que nos cuenten de que se han enamorado últimamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...