martes, 5 de agosto de 2014

Cosas que los nietos deberían saber

Por Clara Sirvén (@clarasirven)
Especial para DISCOS PERFECTOS
El tema es más o menos así. El pibe nació en 1963, en Virginia EEUU. Tenía un padre científico, una madre ama de casa, una hermana mayor y una vida seminormal. Medio retraído, curioso y siempre esperando la palabra de su viejo, un tipo que se frustró por una alta teoría física que todavía no pudieron demostrar, y se metió en su mundo de leer el diario y dormir mirando el noticiero sin darse cuenta lo que pasaba alrededor.
Su hermana un poco lo inició en la música (Neil Young sobre todo), después en el alcohol y las drogas. Él se salvó (sic) gracias a la música y a un grabador de 4 pistas, ella no.
El pibe se metió en quilombos, vio cómo un avión se caía a 2 cuadras de su casa y caminó entre los pedazos de cuerpos cuando tenía menos de 12 años, le inventaron un apodo ("E", la inicial de su apellido), terminó el colegio a duras penas, le inventaron otro apodo (Milkman), intentó revivir al padre cuando se le murió de un paro ahí nomás, enterró a su hermana después de incontables centros de rehabilitación, hospitales psiquiátricos, novios narcos golpeadores e intentos de suicidio; vio y vivió a su mamá padecer el cáncer hasta que se la llevó y quedó solo. Una vez hizo un chiste sobre la heroína en tv nacional inglesa y esa misma tarde un compañero de banda se murió de sobredosis. Su prima estaba en el avión que se la puso al Pentágono el 11 de septiembre de 2001. Después de eso, se tuvo que afeitar porque en los aeropuertos lo trataban de terrorista. Se casó una vez, tuvo novias, se siente cómodo dentro de su casa, se diagnostica crisis interior permanentemente, se convence de sus trabajos y no los deja modificar, no le gusta mucho el ruido, le inventaron su último apodo (Eels), es fan de Tom Waits, tocó para Neil Young, confía en sus vecinos, tiene un perro, su mejor momento fue tocando en el Royal Albert Hall y fuma puros en sus shows porque queda bien.
El tipo, además, toca guitarra, piano, bajo, batería; es un talentosísimo letrista que plasma en sus canciones sus soledades, alegrías, tragedias y las cosas que ideó para sobreponerse, grabó 11 discos (uno doble) de estudio, 4 en vivo, dos recopilaciones, un lados B; se recorrió el mundo tres veces con su banda, sus canciones fueron parte de películas, le ofrecieron ser actor y le dio vergüenza, y escribió un libro.
"Things the grandchildren should know" (Cosas que los nietos deberían saber) es un libro movilizador, sencillo, facilísimo de leer, muy interesante, sensible, entretenido, con muchísimos guiños al lector, y sobre todo, honesto. No es un libro de un rockstar, dice su autor y sujeto honrado en este post. "Esta no es la historia de un famoso, es solo la historia de un tipo que en ocasiones estuvo en situaciones similares a las de alguien famoso. Hay como un gran ego, una cosa que dice YO SOY MUY IMPORTANTE, inherente al hecho de escribir este libro, que me pone incómodo. Pero no lo haría si no pensara que se trata de una historia peculiar".
Ahora imagínense que lo que se enumeró acá arriba es el 20% de la historia, e imaginen leerlo escrito en primera persona por el chabón que hizo esta canción. Ahí cierra todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...