lunes, 22 de septiembre de 2014

5 días 5 discos

Por Pablo Guevara (@pablodevoid)
Cada día trae su particularidad y no depende –tanto- de la vieja ecuación “lunes = malo; viernes = bueno” sino de los momentos que atraviesa una persona y en los lugares que elije colocarse antes tales circunstancias. Así, un disco puede resultar un refugio de la tormenta personal mientras que otro puede resultar una escalera o en el mejor de los casos, ascensor anímico. Es el ánimo el que pone la música, yo soy una antena que traduce esa necesidad.
Basado en eso, elegí los discos:
  • Lunes: Tom Petty - Hypnotic Eye (2014) El lunes merece algo como este disco. Luminoso, cancionero, efectivo. Discazo por donde se lo mire. Todo el crédito es de Agu Jaurena ya que nunca le presté demasiada atención a Petty, salvo los primeros discos con los Heartbreakers. Hay canciones preciosas como All you can carry, rockea con American Dream Plan B y hasta le da para ponerse confesional con Sins of my youth.
  • Martes: Gustavo Cerati - Siempre es hoy (2002) Este disco es blanco de críticas que le atribuyen ser “demasiado electrónico” cuestión que no comparto y me parece que desliza una escucha un poco vaga. Es muchísimo más que eso. Tiene excelentes laburos de voz, programaciones cálidas, bases de bajo/batería inquietas con un groove tremendo, guitarras poderosas y un sonido impecable, a la altura de agrandar su propio legado. Momentos íntimos (No te creo, Camuflaje, Fantasma) se encuentran con canciones de alto impacto (Vivo, Especie, Artefacto). Momentos acústicos (Nací para esto, Sulky) con otros ideales para luz tenue y una buena compañía (Amo dejarte así, Casa, Torre de marfil). 17 canciones. Ni una de relleno. Sólo Cerati puede hacerlo.
  • Miércoles: The Cure – Desintegration (1989) Propongo este disco para la mitad de la semana laboral. Un viaje por el mundo interno de Robert Smith. Lo que más me gusta del disco es la idea de mostrarte toda la melodía de la canción (como si el mismo Smith se hubiese dado cuenta que estaba haciendo grandes canciones armónicamente) y después sí viene la letra, introspectiva y sensible. Particularmente, destaco Love song (esa línea de bajo, por favor!) Prayers for the rain, Plainsong y Pictures of you, la mejor canción de The Cure, a mi parecer.
  • Jueves: Juana La Loca – Electronauta (1993) Los jueves tienen que tener algo de esperanzador y este disco lo tiene. Me parece muy importante valorizarlo como es debido. Capas y capas de guitarras distorsionadas, bases con reminiscencias a Madchester, algo de psicodelia pero hecha por pibes de Temperley. A la puerta del sol, Ella Dorada (con Gabriel Guerrisi como invitado) Jalea de Flor y Ella come limones, canciones inolvidables del debut de Juana La Loca.
  • Viernes: Jane’s Addiction - Nothing’s Shocking (1988) Otro disco gran debut. Contundente y rockero, trae consigo excelentes canciones (Mountain Song, Up the beach, Ted just admit it) letras delirantes y como si fuera poco, el hitazo inoxidable Jane Says. En Ocean Size tiene una frase que se acerca a la idea del viernes como sinónimo de libertad: I want to be more like the ocean/no talking/all action. 
Lunes: Martes: Miércoles: Jueves: Viernes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...