lunes, 1 de diciembre de 2014

5 días 5 discos

Por Leonel Contreras (@leofigaro76)
Especial para DISCOS PERFECTOS
Cuando el Chango me propuso escribir para esta sección, pensé en lo complicado que iba a ser no elegir 5 discos de los Beatles, con lo cual tomé la decisión arbitraria de dejar a los muchachos de Liverpool fuera de la competencia y recomendar 5 discos de rock nacional. Ya que nuestra existencia transcurre básicamente en este bendito país que alguna vez fuera denominado “granero del mundo”, qué mejor que 5 buenos discos argentos. ¿No es cierto?
  • Lunes: siempre pienso que el lunes es el día en el que más se siente la violencia cotidiana que vivimos a diario. Es lógico: primer día de la semana, vuelta al trabajo, al colegio, a todo. Y si así es, hay que tomar medidas para contrarrestarlo. Una posibilidad podría haber sido elegir Canción animal de Soda, pero que mejor para un lunes que “salir a asustar”. Ricardo Mollo canta esa gran verdad (“salir a asustar te protege más”, ¿qué duda cabe?) en el primer tema nomás, de ese impresionante disco que Divididos dio en llamar La era de la boludez (excelente definición de los años ’90). Es el que vamos a elegir entonces. Este discazo, que entre otras cosas significó mi primer y casi único acercamiento al folklore (El arriero, Huelga de amores, Ortega y Gases), nos partió la cabeza a varios cuando estábamos en quinto año de la secundaria. Es una verdadera topadora que arrasa con el día lunes y de yapa tenemos la poesía de Atahualpa que nos recuerda que las penas son de nosotros y las vaquitas son ajenas. ¿Qué más pedir para el primer día de la semana?
  • Martes: para el segundo día de la semana, tenemos dos posibilidades. O seguimos enganchados en la onda super-agresiva del lunes y nos ponemos por ejemplo a cuestionar todas nuestras instituciones (en ese caso se podría recomendar Pequeñas anécdotas sobre las instituciones de Sui Generis), o bien tomamos una veta más rockera, de euforia, aguante y resistencia personal. ¿Qué mejor entonces que Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota? Siempre recuerdo una charla siendo adolescente con mi prima y unas amigas. Me preguntaron cuál era para mí el mejor disco de los Redondos y yo les respondí “para mí, Oktubre”. Me acuerdo que se miraron entre ellas, se rieron y dijeron: “¿Será posible que todos los varones contesten lo mismo? ¿Por qué será? ¿Qué le ven a ese disco en especial?”. Es cierto que todos los discos de los Redondos son excelentes, sobre todo los primeros, pero a mí Oktubre me encanta. Es rocanrrol del bueno, bien arriba… arranca con sonido de bombas y termina con la melodía más que pegadiza del saxo de Ya nadie va escuchar tu remera. Además está Jijiji, que es el pogo más grande del mundo. En fin, palabras mayores. Es bien para el martes.
  • Miércoles: el tercer día de la semana es bien urbano, está en el medio de los otros cuatro. Es el momento más depre me parece, ideal para mostrar nuestra faceta más dark, maquillarnos la cara bien pálida, pararnos los pelos y ponernos el sobretodo más largo. Una recomendación por ejemplo, es salir a caminar por Plaza San Martín con un piloto o sobretodo negro y darse vuelta para ver al Kavanagh escuchando el primer disco de Don Cornelio y la Zona, en una escena bien oscura y urbana a la vez. Sin embargo, nada puede superar más este ambiente que la compañía del sonido de uno de los mejores discos de la historia del rock nacional: Signos, de Soda Stereo. Ese es el elegido del miércoles. La “degustación” de esta obra maestra le permite a uno sentirse un profanador con la posibilidad de desafiar el tiempo o sentirse un prófugo, acompañado por una fiel compañera que nos dirá su verdad solo con mirarla a los ojos. Todo esto, siempre con el telón de fondo del sexo insinuado a través de una persiana americana. Insuperable.
  • Jueves: el cuarto día de la semana está a uno solo del sábado. Será por eso, me imagino, que es un buen momento para ponernos melancólicos, románticos e ingresar entre otras cosas en el universo de las incertidumbres futuras y los recuerdos pasados que incluyen todos nuestros fracasos y decepciones (amorosas y de otras yerbas). Bien podría recomendar para este momento el tecno-dark Silencio, de Los Encargados. Sin embargo, me voy a inclinar por el disco más romántico (por lejos, creo) en la historia del rock nacional. Hablo de Superficies de placer, de Virus. Es increíble pensar que Federico Moura haya grabado este disco estando ya en la antesala de su desenlace y es increíble pensar que el disco más romántico tenga tan presente la idea de la muerte, ahí al alcance de la mano. Esa absurda provocación (como la definieron los Moura) de tener la playa de Copacabana frente a sus ojos y estar viviendo el calvario más terrible, es también la vida. Somos “esclavos fieles” de todos nuestros “amores perpetuos”. Maravilloso.
  • Viernes: al fin llegamos al glorioso día viernes y la llegada del fin de semana se convierte en un bálsamo de agua bendita. Escuchar Mi religión de Sissi nos podría poner bien arriba a todos los que somos fanáticos de la década del ’80. Sin embargo, para este momento no puedo dejar de elegir el que creo, es el mejor disco que se haya grabado en la historia del rock nacional (además de ser el más vendido). El amor después del amor de Fito Páez, es simplemente la perfección hecha disco, que incluye un “dream team” de figuras invitadas entre los que podemos nombrar a Charly, Calamaro y el Flaco Spinetta. Pero además, es una exaltación del amor, de la felicidad, de los buenos momentos de la vida. Es ese disco que a cualquiera le hubiera gustado grabar para dedicárselo a la mujer de su vida y así declararle amor perpetuo. Y ahí es donde nos ponemos a pensar en cuánto tuvieron que ver Cecilia Roth y Fabiana Cantilo en toda esta historia y en esta elección (es el amor que se va y el amor que llega, el amor después del amor). Gracias entonces Cecilia y Fabiana. Siempre va a haber recuerdos que no voy a borrar y personas que no voy a olvidar, pero de pronto escribo estas líneas y me doy cuenta de que estoy vivo; vivo para siempre de verdad. ¡En fin: a rodar la vida y viva el viernes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...