viernes, 22 de mayo de 2015

El tema del viernes: Corre la voz

Una vez, hace mucho, mucho tiempo, vi a Richard Coleman simular su propia electrocución arriba del escenario. Fue una noche, una madrugada, a una hora en la que es más aconsejable tener la cabeza apoyada sobre una almohada antes que estar de pie con un vaso en la mano escuchando una banda que está dispuesta a arrebatarle un poco más de su salud a tus timpanos, durante un show de Los Siete Delfines en un lugar que estaba en el centro porteño, en la zona de Congreso, en la calle Bartolome Mitre. No, no retuve el nombre del establecimiento.
Solo o acompañado, más la primera que la segunda, tuve la costumbre de seguir a la banda de Coleman en cuanta incursión nocturna realizaran por la ciudad en aquellos años finales de la pasada década del noventa. Esa peregrinar por lugares diversos, y horarios extremos, desarrolló en mi una fidelidad inalterable hacia el ex cantante y guitarrista de Fricción que se prolonga hasta hoy.
Disfruten del señor Coleman, ex principe del dark argentino, acompañado por un tal Skay Beilinson en la guitarra y tengan un fabuloso fin de semana largo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...