martes, 26 de mayo de 2015

Mad Men: 5 momentos musicales

Por Gus Casals (@Uncle_Marvel)
The Argie Home
Especial para DISCOS PERFECTOS
Mad Men, recientemente finalizada serie de culto (si, aunque en nuestro micromundo y para ciertos medios pareciera que fuera el superbowl, en términos absolutos no es más que un producto de consumo MUY minoritario), entre otros montones de méritos siempre fue una fuente inagotable de momentos musicales. 
Esto se debe a montones de razones, pero dos son las más fáciles de identificar: por un lado, la ubicación temporal de la serie durante la riquísima y siempre cambiante década de los 60, la hace un natural para usar la música para marcar progresión y mojones específicos. El otro es el especial cuidado que se le puso siempre a los detalles de producción que van más allá de la dirección, guión y actuaciones: desde el vestuario a los decorados, a los (pocos) exteriores siempre están cargados de sentido y dan la sensación de ser irreemplazables. 
Dentro de esos momentos musicales tenemos a los que fueron incorporados a la trama como tales, cuál musical de Broadway posmoderno (y que son mucho más de los que parecen, piensen Zou Bisou Bisou, My old Kentucky home, The best things in life are free, Bye bye birdy, C’est magnifique y más) y la utilización de canciones específicas en sus versiones originales.
Estas últimas, en general, son MUY caras de utilizar ya que requiere comprar los derechos, y cuanto más grande el artista y más clásica la canción, más caro se hace. Lean la lista de nenes que conforman este top 5 y se darán cuenta por qué siempre se eligió priorizar UN momento musical por episodio y cada varios en lugar de una saturación de momentitos. Me tomo el atrevimiento de elegir 5 (y una yapa) de acuerdo a gusto personal por la canción y lo que considero una buena utilización de la misma. 
The Rolling Stones - ­ (I can’t get no) Satisfaction
Episodio: The Summer Man (temporada 4)
Pocas canciones podrían ser más clichés que Satisfaction, y sin embargo, es todo cuestión de momento y lugar. El episodio inmediatamente anterior a este es el clásico The Suitcase, dónde el personaje de Don Draper sufre un quiebre personal (y una reconciliación) tan claves que inmediatamente después es otro hombre. El hombre del verano del título. Desde el primer segundo del episodio, con Don nadando vemos que algo cambió, y para una serie que recorrió de 1960 a el final de 1970, julio del ‘65 es claramente la mitad del recorrido. Don sale a la calle. Pasa una pareja interracial. Las faldas de las chicas se achicaron al mínimo. Y de la radio de un transeúnte, suena Satisfaction. Estos no son los 60 tales como ustedes los conocían. 
The Beatles ­ - Tomorrow never knows
Episodio: Lady Lazarus (temporada 5)
Hablando de cortes radicales, Revolver. Don Draper es un hombre a la vanguardia de muchas cosas, pero no de la cultura popular que se lo está llevando por delante. Completamente fuera de sintonía, más por falta de interés que de sensibilidad, también es un hombre casado con una mujer visiblemente más joven y que acaba de decidir dedicarse a ser actriz de tiempo completo. Luego de una discusión, le tira Revolver (el disco che, no un arma de fuego), y Don cae en la que hasta el momento era la pista más disruptiva de la carrera de los Beatles. Segundos es la tolerancia de Don, en algo que lo pinta mejor que horas de diálogo. Ah, Peggy y Stan se encienden uno al mismo tiempo. 
David Bowie - Space Oddity
Episodio: Lost Horizon (Temporada 7B)
Toda la temporada final de la serie (o lo que llamamos 7B, que se emitió durante este 2015) podría ser un final de la serie. Salidas de personajes, quiebres permanentes de status quo, momentos de reflexión. Nunca tan claramente como en Lost Horizon, donde Don, como el proverbial Major Tom, probablemente se vaya para no volver. Buenos usos de canciones, hay montones en la serie. Usos que nos pongan la piel de gallina y hagan que se nos escape un lagrimón? Space Oddity. 
The Kinks - You really got me
Episodio: The Other Woman (Temporada 5)
Habiendo visto la serie completa, hoy puedo decir, sin dudar demasiado, que mi episodio favorito de la misma es The Other Woman, un  momento de quiebre categórico para dos de los personajes femeninos clave de la serie, Joan y Peggy. Peggy que toma una de las decisiones más importantes de su carrera, al decidir abandonar la agencia en la que trabaja y de este modo salir de la sombra de su mentor, figura paterna, mecenas y esclavizador, Don Draper. La separación es dolorosa, otro de esos momentos de emociones intensas tanto para personajes como televidentes. Pero hay algo de triunfo inmediatamente después, de oportunidad infinita, de independencia femenina. Y qué mejor manera de ilustrarlo que con el riff que inició mil riffs: You really got me. 
Frank Sinatra - My way
Episodio: The Strategy (Temporada 7A)
Para 1970 Frank Sinatra ya era una reliquia histórica. Los rockeros estaban listos para sepultarlo como una figura cuyo tiempo había pasado y que no iba a volver. Como muchos personajes de la “vieja guardia” de Mad Men. 
Pero nunca demos por caído ni a Frank, ni a Don, ni al vínculo férreo que lo une a Peggy.
Si Frank pudo con My Way mostrar que todavía era relevante, My Way puede darles a Peggy y a Don ese tan necesario momento de reencuentro. Me preocupo por muchas cosas, dice Don, pero no me preocupo por vos. Lágrimas. 
Bonus: The Decemberist -­ The Infanta
Episodio: Maidenform (temporada 2)
Una de las características distintivas de Mad Men es su respeto casi obsesivo por la reconstrucción de época y su sentido histórico. Los pocos momentos en que esto no fue así, o hubo que dar explicaciones o aparecían los indignados de siempre.
En los tempranos años de la serie, se tomaron dos libertades grandes con la música, yendo por la anacronía total y poniendo una canción “actual” para subrayar alguna escena. El caso más llamativo es el montaje inicial del episodio Maidenform, con Betty, Joan y Peggy preparándose para salir a la calle con este raro pero poderoso momento musical de los Decemberists. En el contexto de la serie, queda medio raro, pero como elección creativa, es inobjetable. Letra, poder, imagen y obviamente, el argumento general del episodio. 

2 comentarios:

  1. Perfecta selección musical. Mad Men tuvo la particularidad, como bien dice Gus, de tener momentos musicales muy correctamente seleccionados. El resto de los momentos eran matizados con sonidos ambiente. Como en Mad Men todo tiene un significado y no hay nada que esté seleccionado al azar, los temas no salían de esa ecuación básica. Por suerte siempre podremos volver a posts como éste para revivr todo lo bueno bonito y barato (?) que nos dejó ésta gran serie.

    Viva todo. Viva Mad Men. Viva Discos Perfectos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...