viernes, 5 de junio de 2015

El tema del viernes: No me importa la lluvia

Manifiesto Desatamundos
Por León Rogani
Publicado originalmente en Medium
Creo que estuve mucho tiempo enredándome los pies. Dejándome llevar por los enojos, por cosas que creo injustas y no sé cómo cambiar. Enredándome los pies, decía, porque lo único que quiere uno es hacer un gol, hacer una canción. Y me enredaba los pies, perdía de vista el arco.
Es hora de levantar la cabeza, es hora de tratar de volar por sobre los obstáculos que desde siempre tiene uno como músico independiente (no vengo acá a llorar nada, esto es lo que hemos elegido como vida, amigo). Es hora de volver a tener entre ceja y ceja, el objetivo más hermoso de todo esto: hacer canciones. Hacer canciones y compartirlas. Y para eso estamos tratando de quitar todo el ruido, todos los intermediarios, que no haya nadie entre lo que necesito cantar y el mundo. Y digo “necesito” porque no puedo seguir juntando estas canciones a la sombra de mis muebles. “Hay que sacarlo todo afuera, como en la primavera, para que adentro nazcan cosas nuevas”.
Hace falta más que una buena idea, más que un compendio de buenas intenciones para poder llevar a cabo esta cosa de la guitarrita. Hace falta mucho huevo y tener una banda amiga que te banque el corazón. El Hiperfulbo (Pola, Juama y Vecc) es esa tromba de voluntad que me está empujando hasta aquí, que confía en mí y con quienes se potencia toda mi manija.
“Todo lo que toca la luz es mi canción, que de mi se va, que se alejará, que se queda en vos” dice una de las muchas canciones nuevas que tenemos escondidas. Eso es lo que pretendemos de este año, encontrar el hueco sentimental, escaparle a la lógica que a veces se quiere imponer de cómo debe comportarse una banda para “llegar” (¿y cuánto vale ser la banda nueva?). Nuestra idea del éxito pasa por cosas mucho más sencillas que las que uno supone cuando piensa en cuatro tipos que aman la música pero laburan de otra cosa. Mi idea del éxito, al menos, es la de hacer canciones, cantarlas y sentir que hay otra persona dispuesta a escucharla, a hacerla propia, a cantarla en su casa mientras pone la pava para hacer unos mates antes de atacar unos apuntes de Pensamiento Científico.
Esa es mi idea del éxito y con Desatamundos estamos en la búsqueda, o mejor dicho en la liberación indiscriminada de canciones nuevas. Canciones que se juntaron durante tanto tiempo que sería imposible meterlas en un mismo disco, porque cada una tiene su camino. Desde el acústico más íntimo al grito más podrido. Así que nuestra idea es simplemente la de romper con toda lógica.
¿Por qué no podemos sacarlas todas a la luz? ¿Por qué no podemos hacer que ir a ver a una banda sea mucho más que eso? Romper con la lógica aburrida de banda en el escenario/público debajo y sacar casi 30 canciones muy disímiles entre si, en un año. ¿Por qué hacemos todo esto? Porque queremos y porque podemos. Porque es la única forma que tenemos de entender al mundo: haciendo lo que amamos.
Y si nos equivocamos, contradígannos con amor, porque con amor decimos (gracias, Vicente).
Desatamundos será eso: tres episodios producidos, adornados e interpretados por nosotros, donde grabaremos y filmaremos tres estados de ánimo, tres géneros distintos, tres EP/Discos completamente distintos entre sí. En tres fechas exactas, donde podremos estar mucho más cerca, donde no habrá más intermediarios, donde tal vez podamos empezar a sentirnos de otra forma. Queremos volver a esas sensaciones: la de ponerte un par de botines nuevos, oler el pasto recién cortado, volver a tener el arco entre ceja y ceja.
Lo único que quiero es hacer canciones, cantarlas, sacarlas a la luz y seguir haciendo canciones para poder cantarlas y así, de nuevo, hacer otras canciones y cantarlas hasta que un día me muera y ya no pueda hacer más. Hasta entonces, creo que es nuestra voluntad (me atrevo a boquear por todos) la de seguir intentando. Somos una máquina de hacer y a pesar de que a veces nos nublamos por lo difícil que es, no pensamos parar. 2015 será eso, casi 20 canciones nuevas que van por rumbos muy distintos pero con un único objetivo en común: conmover.
Disculpen el posible alboroto, no nos sale quedarnos quietos.
León Rogani, acompañado por Juan Manuel Garrido en bajo, Jorge Ignacio "Pola" Huarte en batería y Martín Vecchio en guitarras; tocará este domingo 7 de junio a las 20 en La Gran Jaime (Aráoz 832, CABA), en lo que será la grabación de la primera parte de Desatamundos. Además, habrá exposición de fotos de Mariano Paolino y Victor Janota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...