lunes, 11 de enero de 2016

Hombre de las estrellas

 
¿Hay vida más allá de los límites de este pequeño planeta que viaja alrededor del sol? ¿Estamos solos en el universo? La respuesta estuvo siempre delante de nuestras narices.  David Bowie no era humano. No era uno de los nuestros. David Robert Jones era la encarnación con forma humanoide de un talento superior y transformador. Un ser que bajó a la tierra a marcarnos el camino e iluminarnos con más de treinta años de canciones maravillosas. Compañía e influencia para vos, para mi, para todos los que tuvimos la fortuna de abrir los oídos y los sentidos a su arte. Un vampiro, un hombre de las estrellas, un camaleón, un juglar en constante cambio y evolución, que sé yo, los intentos por definirlo estarán a la orden del día. Porque no nos queda otra que buscarle explicaciones a las cosas que no las tienen. Esos intentos están condenados a ser vanos, imcompletos.
Bowie no era humano, no. Era un extraterrestre. De Marte, de Venús, de algún lugar más allá de nuestro sistema solar. Un ser que ayer, a los 69, dejó de caminar entre nosotros los mortales.
Con su partida, aquella pregunta tiene una respuesta sombría e inesperada. Ahora sí estamos solos en el universo. Las estrellas se ven diferente hoy.
Buen viaje, querido David Bowie, nuestro único héroe en este lío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...