lunes, 29 de febrero de 2016

5 días 5 discos (de hip hop)

Por Lucas Sciancalapore (@LucasLannister)
Especial para DISCOS PERFECTOS
Cuando me invitaron a participar de este 5 días 5 discos, mi primera reacción fue la de agarrarme la cabeza porque sabía que esto de recortar una selección de un género nada más que a cinco discos, iba a ser difícil. “¿Qué criterio voy a usar?” era también un pensamiento que me surgía porque un género así, con tantas ramas de evolución, es muy difícil de resumir y tampoco se puede dejar contentos a todos. (?) Entonces mi criterio para elegir fue MI selección, los discos que más me marcaron y que al día de hoy puedo escuchar sin parar, siempre sabiendo que son esenciales. Sin un orden preferencia, y tan solo acomodándolos según los años, este es mi 5 días 5 discos de hip-hop.
  • N.W.A – Straight Outta Compton (1988): Los precursores del gangsta rap apenas duraron 5 años. Y en esos cinco años pudieron dejar su sello en todo lo que iba a venir a continuación. Con Dr. Dre (miembro de la banda) a cargo de la producción, sacaron este disco debut que cambiaría todo para siempre. Temas como Fuck tha Police o Gangsta Gangsta dejaban clara la postura e idea de este nuevo gangsta rap que estaba surgiendo.
  • 2pac – Strictly 4 My N.I.G.G.A.Z. (1993): No puedo hablar de lo que más me gusta del género sin mencionarlo a él. Hombre esencial del principio de los 90s que tendría un final trágico. Este es mi disco preferido de su corta discografía. El nombre Tupac es de tal impacto dentro del género, que a 20 años de su fallecimiento, sigue siendo esencial.
  • Eminem – The Marshall Mathers LP (2000): El disco con el que incursioné en el género por primera vez. A los 9 años y con MTV de fondo, todos chupábamos esa cultura del video sin saber que le quedaba apenas un par de años de vida. Si estás bajo el ala de Dr.Dre, es porque estás haciendo las cosas bien, y Marshall Mathers en ese momento parecía estar haciéndolo. Kill You, Stan, The Way I Am, The Real Slim Shady, y eso solo para mencionar algunos de los temas de este White boy rompiéndola en un género que no estaba preparado para alguien irrumpiendo así. Lamentablemente, la carrera de Eminem tuvo más bajos que altos y hace un par de años quiso sacar la segunda parte de este disco y digamos que estábamos bien sin él.
  • Kanye West – The College Dropout (2004): Oh, Yeezy, yeezy, yeezy. You son of a bitch. ¿El nombre más importante del género en el siglo XXI? Sí. ¿Uno de los mejores productores del siglo XXI? Sí. ¿The College Dropout es un disco esencial? Sí. Todo lo que se diga de Kanye es poco. Sé muy bien que su parte douchebag y soberbia que lo lleva a decir cosas como que Bill Cosby es inocente, hace que mucha gente le tenga rechazo. Pero si la música habla por sí sola, ¿para qué darle real importancia a lo que diga? The College Dropout es una bestialidad, es tan así que se me hace difícil poder elegir algún tema en particular. Kanye hace todo bien.
  • Kendrick Lamar – To Pimp A Butterfly (2015): Y sí, no podía faltar él. El último quiebre dentro del género, ese quiebre que este año veremos imitado en muchos pero que quizás pocos puedan colocarse atrás de lo creado por K.Dot. To Pimp A Butterfly es un disco tan diferente al resto de los mencionados, que hasta gente que no suele escuchar el género se vio poseída por este disco. Este será un disco que, dentro de 15 años, la gente considerá esencial. Arriba de la mayoría de las listas de los mejores discos del año y llevándose bocha de premios en los Grammys, TPAB es el disco más importante del género desde My Beautiful Dark Twisted Fantasy de Kanye.
Lunes: Martes: Miércoles: Jueves: Viernes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...