miércoles, 15 de junio de 2016

La primera canción

Estaba tratando de hacer memoria. De recordar, o al menos intentar, traer al presente el sonido de la primera canción que me gustó, aquella que plantó en mi la semilla de algo incontrolablemente bello y placentero. El génesis de la aventura de escuchar música, una aventura que tiene muchos principios, miles de caminos que se abren cada vez que apretamos el botón de play pero un punto de origen inequívoco. Un momento exacto, una melodía que puso en acción un encantamiento único y perdurable.
El rastreo por los insondables laberintos del recuerdo me llevo a principios de la década del ochenta. No, no se detuvo en canciones infantiles de esas que me hacían cantar en el jardín. Pasó cerca de Michael Jackson y su mega hit Thriller pero siguió su curso hasta encontrar esos acordes iniciáticos.
Finalmente, llegó la claridad. La primera canción que me gustó fue She loves you de The Beatles. Con apenas seis años de edad, me fascinó de tal forma que me era imposible dejar de escucharla en el viejo grabador familiar, rebobinando una y otra vez la copia de Veinte grandes éxitos de oro que la incluía. Sentando así el precedente de las que serían todas mis infatuaciones musicales futuras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...