Mostrando entradas con la etiqueta Beady Eye. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Beady Eye. Mostrar todas las entradas

miércoles, 22 de mayo de 2013

Sexy, sexy, sexy de más

Antes siquiera de escucharlo, lo que primero me llamó la atención de Ghost on ghost, el nuevo disco de Iron & Wine editado en abril, fue la tapa. En la misma podemos apreciar a una pareja en situación de noche. El apoyado contra una pared, con sus manos debajo de la remera de ella, sostenidose en la cintura de su compañera. Las piernas entrelazadas. Hay intimidad. Todos esos ingredientes conforman una atmósfera absolutamente sugerente. 
No me fue difícil imaginar el hipotético después de la foto. La continuación de la historia y su climax final. Compartí la imagen con gente de suma confianza y entendida en la materia para cotejar opiniones, para saber si lo que yo percibía era visible para los demás o sí sólo se trataba de una nueva trampa tendida por mi permanente tendencia al doble sentido. Una vez que mis ideas fueron confirmadas, surgió la idea. Tapas de discos que sean sugerentes o abiertamente sensuales. Había material para un post ahí.
Así fue como me aboque a la ardua búsqueda de portadas que reunieran esa cualidad. El material recopilado fue extenso. Tanto que debí hacer varios recortes, hasta llegar a las cinco tapas, más un bonus, que pueden a lo largo del posteo que nos ocupa. Además, para hacerla completa, una canción de cada disco elegido.
Comenten: ¿Cuales son sus portadas sugerentes, sexies, sensuales, o lo que sea predilectas?
Iron & Wine – Joy
Del disco Ghost on ghost (2013)
Los Oxford – Chevette
Del EP Abierto (2013)

The underground youth – Addiction
Del disco Low Slow Needle (2011)
Virus – Encuentro en el río musical
Del disco Superficies de placer (1987)
Beady Eye – Flick of the finger
Del disco BE (2013)

The Strokes – The modern age
Del disco Is this it
 

martes, 13 de diciembre de 2011

Los discos del 2011 (Parte 1)

Es inevitable. Cada año, con la llegada de diciembre, no podemos esquivar la trampa del ánimo revisionista. Así empezamos a repasar con inquisidora lupa, aquello que paso en los once meses previos. Absolutamente todo, hasta las cosas más ridículas, entra en la coctelera del recuerdo. Películas, personajes, frases, momentos. Y música, por supuesto.
Para ser fiel a esta costumbre, convoque a amigos (en el sentido tradicional y en la interpretación 2.0 de esa palabra) para pedirles que confeccionen sus Top Five con los discos editados en 2011 que más les gustaron. Con dedicación que agradeceré eternamente, este verdadero Jurado de Notables, elaboro las listas que, empezando con este posteo, ire subiendo en los próximos días.
Comenten: ¿Cuales fueron los cinco discos de 2011 que más les gustaron?

Los elegidos de Ale Do Carmo
Autor del blog Film Song y conductor de La isla de los monos (FM 90.1)
5 de afuera:
1) Foo Fighters – Wasting light
2) Noel Gallagher’s high flying birds - Noel Gallagher’s high flying birds
3) Michael Monroe - Sensory overdrive
4) Whitesnake - Forevermore
5) Beady Eye - Different gear still speeding






Foo Fighters – Arlandria


5 de acá:
1) Massacre - Ringo
2) Pez - Saliendo de las cavernas
3) Moris/Antonio Birabent - Familia cancion
4) Richard Coleman- Siberia country club
5) Poseidotica - Crónicas del Futuro







Massacre – Tanto amor

martes, 8 de noviembre de 2011

Personal Fest 2011: Resumén de dos shows

Beady Eye - ¿Noel? ¿Qué Noel?
Beady Eye no es Oasis. Aunque los miembros de una hayan formado parte de la otra. Aunque, sobre todo, ese señor que canto poniendo al límite su garganta, con las manos escondidas atrás de la espalda y levemente inclinado hacia delante, sea el mismo que cantaba en la anterior. Pese a que uno estuvo tentando de buscar, sin éxito, al guitarrista ausente.
Beady Eye no es Oasis. Y la banda nueva se esforzó en demostrarlo, haciendo borron y cuenta nueva. Como en todas sus anteriores presentaciones, no incluyo temas de su predecesora en su repertorio.
Beady Eye no es Oasis, esta claro. Pero tiene un buen disco, Different Gear, Still Speeding (sutil el título ¿no?), cuyas canciones uso como carta de presentación en la primera noche del Personal Fest 2011. Un acá estamos, esto somos. Sí hasta Liam, parece hacer un esfuerzo por ser menos arrogante. Si hasta nos agradeció por el Kun Agüero...
La poca antigüedad del debut discográfico, fue editado en febrero de este año, pudo atentar contra la atención del público, con la excepción de los fans. Faltaron clásicos, pero eso no pareció importarle a la banda, que sonó firme y ajustada, determinada en afirmar la nueva etapa, centrada en el extraño magnetismo de un líder que canta sin moverse y que camina mansamente por el escenario en las partes instrumentales de los temas.
El show tuvo un comienzo potente e hipnótico con Four letter word. A continuación Beatles & Stones sirvió como un declaración de principios, la forma de expresar cuales son los faros que guían el camino del grupo. Uno de los puntos más altos del set fue Morning song, una canción con aires orientales que deriva en un crescendo al mejor estilo de los fabulosos cuatro de Liverpool.
Beady Eye cerro su presentación con una versión de Sons of the stage, de los ingleses World of twist. Durante un rato, Liam Gallagher, Gem Archer, Andy Bell y Chris Sharrock (los ex miembros de Oasis) lograron torcerle el brazo a la nostalgia. No es poca cosa eso.
The Strokes - La aplanadora del retro rock
No vale la pena andar con rodeos. Cerrando la primera jornada del festival, The Strokes dio, ustedes sabrán perdonar la expresión, un show de la puta madre. Cinco tipos tocando con energía desbordante. Con urgencia, como si fuera la última noche de sus vidas. Convirtiendo GEBA en un garage de New York a base de guitarras furiosas y ritmo frenético.
El comienzo con New York City Cops fue la chispa adecuada para que un público ansioso entrara en combustión espontánea. En poco más de una hora, The Strokes hizo un breve recorrido por todos sus trabajos discográficos, sin dejar afuera ninguno de los temas que la gente quería oír. Fue un recital estruendoso, compacto y sin fisuras, que casi no entrego respiro a una multitud completamente entregada a lo que hacían Julian Casablancas y los suyos arriba del escenario.
Con ese infaltable efecto a radio a transistores en la mezcla de su micrófono, Casablancas, tuvo una noche inspirada. El cantante, siempre una glamorosa estrella de rock, no se quito nunca los lentes oscuros, ni su campera de cuero. Bromeo por su mal español (worst spanish ever, dijo) y expreso su sorpresa al notar que la audiencia coreaba las partes de guitarra de las canciones. Puede que haya nacido un nuevo amor.
El impecable sonido que acompaño a los Strokes permitió apreciar la velocidad punk y precisión progresiva de la base formada por Nikolai Fraiture en el bajo y Fabricio Moretti en la batería.
Pero lo que realmente es la marca de fábrica del grupo, lo que lo convirtió en el genesis del retro rock, es el impecable tandem de Nick Valensi y Albert Hammond Jr. en las violas. Son dos guitarras que, a un volumen atronador, se complementan a la perfección. Tal es así que por momentos pareciera que forman parte de una misma unidad.
Por si hacía falta, todo termino de explotar con los primeros acordes de Reptilia. Esa gema del disco Room of fire, fue la que marco la entrada en la recta final del show. Que tuvo su cierre oficial, es decir antes de los bises Hard to explain y Take it or leave it, con la magnífica Last Nite. Esa canción que hace diez años, puso en el mapa del rock a cinco desconocidos provenientes de New York. Afortunadamente para nosotros.

The Strokes - Reptilia
Del disco Room on fire (2003)

viernes, 9 de septiembre de 2011

El tema del viernes: Kill for a dream

Consumir las últimas horas de la semana escuchando buena música. Prepararnos para la salida de esta noche, de mañana y, por qué no, del domingo también. Esa es la idea. La directriz que impulsa esta sección. Empezar a desengancharnos en forma efímera del lastre, de lo que nos ata a las obligaciones durante cinco días ininterrumpidos. A la rutina.
Después de un largo período de casi dos meses, nos desligamos de la elección de “El tema del viernes”. Cansados, con pocas ganas de pensar, esta vez imploramos a través de nuestra cuenta en Twitter (@DiscosPerfectos) que nos sugirieran una canción para hoy. Del “aluvión” de sugerencias recibidas, nos quedamos con el pedido de Noemí, “Kill for a dream” de Beady Eye.
Vale aclarar que todas las canciones pedidas fueron incluidas en una muy bonita planilla de excel, junto al nombre de cada respectivo solicitante, a fin de ir cumpliendo paulatinamente con los deseos de la fiel ciberplatea. Desde ya, gracias a Noemí por prenderse en la consigna.
Ahora se acabo el tiempo de las palabras, disfruten de la música y tengan ustedes un fin de semana de puta madre!
Y si ¿Qué tema quieren escuchar el viernes que viene? Pidan que serán recompensados...

Beady Eye – Kill for a dream
Del disco Different Gear, Still Speeding (2011)

martes, 26 de julio de 2011

Mejor solo...

A comienzos de julio, una de las grandes dudas rockeras comenzó a disiparse. En una conferencia de prensa con una puesta en escena digna de un político en campaña, Noel Galagher dio los primeros indicios para develar como sería su futuro tras la disolución de Oasis y, sobre todo, luego de la aparición Beady Eye la banda integrada por su hermano Liam y el resto del disuelto grupo ingles.
En aquella ocasión Noel anuncio que su primer disco solista, llamado “Noel Gallagher's High Flying Birds” llegará al mundo el próximo 17 de octubre. Además afirmo estar trabajando junto con los productores Amorphous Androgynous en un segundo album de un tono más electrónico, a editarse en el transcurso del próximo 2012.
El nuevo solista dijo que grabar en solitario fue menos estresante, ya que todas las canciones le pertenecen y no tuvo que explicarle a nadie de que iba la cosa. Además, en un claro ejemplo de humor británico, la caja de té dura más también.
Claro esta, el guitarrista no perdió ocasión de hacerle un mimo a su hermano. Aseguro no haber escuchado el disco debut de Beady Eye, “Different Gear, Still Speeding”, aunque dijo conocer la mayor parte de las canciones ya que algunas de ellas pudieron formar parte del repertorio de Oasis. Como frutilla del postre, marco a Liam y su marca de ropa Pretty Green como los responsables de la pelea que desencadeno el final de la banda. Si, no hay nada más lindo que la familia unida…
Y después de todo el palabrerío, llega lo más importante, la música. Porque casi un mes después de aquellas declaraciones, con el estreno del video de “The death of you and me”, ya se puede escuchar y ver de que se trata Noel Gallagher's High Flying Birds.
Sí Beady Eye busco deliberadamente no sonar como “ya saben quien” con su primer corte, “Bring the light”, con “The death of you and me”, Noel parece hacerle un guiño explicito a una parte del sonido de su anterior banda. Es imposible no relacionar la flamante canción con “The importance of Being Idle”, esa joya incluida en Don't Believe the Truth de 2005.
Habrá que esperar hasta octubre para tener un panorama completo de la obra. Mientras tanto, disfruten de este nuevo regalo de The Chief.

Noel Gallagher's High Flying Birds – The death of you and me
Del disco Noel Gallagher's High Flying Birds (2011)

sábado, 8 de enero de 2011

Todos menos vos

A fines de 2010 el mundo tuvo la oportunidad de conocer a Beady Eye, o lo que quedo de Oasis tras la intempestiva partida de Noel Gallagher, líder de la banda junto a su hermano Liam y principal motor creativo de la misma, en agosto de 2009.
Poco más de un año después del hecho que enterró lo que quedaba del brit pop, los viudos de Noel, de aquí en adelante Beady Eye, presentaron su primera canción, “Bring the light”, con video clip y descarga gratuita en la web del grupo durante el 10 y 11 de noviembre pasados.

Después fue el turno de “Four letter word”, el segundo tema de Liam y compañía. Este track, a diferencia del primero que era un tema up tempo impulsado por el repiqueteo del piano y cierta influencia de T-Rex, es bien guitarrero e hipnótico. Casi como una obviedad, ninguno de los dos temas representa un quiebre con la tradición musical de Oasis. Esta claro que nadie esperaba, que se yo, trip hop.

Desde lo visual, por lo que se puede apreciar en las fotos promocionales; en la tipografía elegida para el nombre de la banda; en el vestuario y en los instrumentos usados, Beady Eye parece anclado en algún punto entre finales de los sesenta y principios de los setenta.
La banda anuncio para el 28 de febrero próximo la salida de su primer disco, que lleva el para nada sutil título de “Different Gear, still speeding”. Traduciendo a lo bruto, y siendo mal pensados: “Querido Noel: cambiamos el motor y seguimos tocando. Beso grande”. Se ve que Liam no leyo el Martín Fierro.
Como aperitivo, sumándose a los temas ya conocidos, siete días antes de la salida del álbum, editaran el primer simple oficial, “The Roller” (tema onda beatle, que ya se puede escuchar en la red).
El track list de “Different Gear, still speeding” se completa así:
Four Letter Word
Millionaire
The Roller
Beatles And Stones
Wind Up Dream
Bring The Light
For Anyone
Kill For A Dream
Standing On The Edge Of The Noise
Wigwam
Three Ring Circus
The Beat Goes On
The Morning Son
Parece apresurado emitir un juicio de valor, pero desde este humilde espacio le abrimos un crédito a Liam y sus amigotes. Si, seguro no es nada nuevo y no va a implicar una revolución musical, pero “Bring the light” y “Four letter word” son buenas canciones, que es lo que cuenta.
Ahora es cuestión de esperar para escuchar “Different gear, still speeding” para saber finalmente de que se trata. Para responder la pregunta que se hacen todos, ¿Cuántos discos de Beady Eye faltan para que se junte Oasis?.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...